Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pesca

La UE recortó a España 16 millones en cuotas de merluza ibérica solo en la última década

Las subidas en jurel, rapante y rape maquillan mucho los resultados, que se quedan en una reducción de cuotas equivalente a 4 millones de euros

Ejemplares de merluza en O Berbés.

Los ministros de Pesca de los Veintisiete volvieron a enrocarse en unas negociaciones que parecían infinitas sobre los totales admisibles de capturas (TAC) y cuotas del próximo año. Con numerosos vetos, amenazas y la incertidumbre que todavía pulula tras la salida de Reino Unido del bloque comunitario, los países tardaron en ponerse de acuerdo tras más de 40 horas de charlas y reuniones. Dos miembros estaban más expuestos que los demás, Francia y España, sobre todo por la situación del Mediterráneo, que culminó con un duro golpe para la flota en forma de reducción de días de esfuerzo pesquero (un 6% menos). En la otra parte estaban los únicos cupos en juego, los que afectan a los stocks de las aguas ibéricas, las conocidas como zonas IXa y VIIIc (que van desde el Golfo de Cádiz hasta el río Bidasoa). Y ahí las noticias no fueron mucho mejores. Pese a que se logró frenar las pretensiones iniciales de la Comisión Europea, y pese a que el sector reconoce la buena labor realizada por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y su equipo, lo cierto es que el balance es negativo. De hecho, las subidas en jurel, rapante y rape maquillan mucho los resultados, que se quedan en una reducción de cuotas equivalente a 4 millones de euros (en base a los precios medios de 2020 en las lonjas gallegas) con la merluza como triste protagonista. Bruselas solo cedió hasta un recorte del 8% frente al 18,5% inicial para esta especie, por lo que se consumó el tercer tijeretazo consecutivo para la flota española que la captura. De hecho, solo desde la última revisión de la Política Pesquera Común (PPC), en 2013, la UE recortó a España 15,8 millones de euros en cuotas de merluza ibérica.

El reglamento adoptado para las especies del Atlántico logró unanimidad. Pese a las duras propuestas iniciales planteadas por la Comisión, la situación dio un vuelco ya en las primeras horas gracias el trabajo del Ministerio y también de Galicia. El estudio encargado por la Xunta a la Universidad de Santiago de Compostela (USC) sobre el impacto de los recortes de merluza, jurel y rape en la flota –adelantado por Faro de Vigo– fue clave, tal y como informó la conselleira Rosa Quintana.

Así, en el caso del jurel de la zona IXa se pasó de una propuesta de reducción del 16,5% a un significativo aumento del 11,6%, tal y como recomendaban los científicos, lo que elevará la cuota española en 3.682 toneladas, lo que hace que el cupo supere las 35.000 en total. “Nos felicitamos que la Comisión haya tenido en cuenta esa recomendación”, subrayó Luis Planas.

También positivos fueron los resultados en el caso del rape y el gallo (o rapante) de las zonas VIIIc y IXa. En el primer caso la cuota aumento un 5,3%, hasta las 3.091 toneladas, y en el segundo un 13,3%, hasta las 2.167.

En el lado negativo, aunque menos que respecto al planteamiento inicial, están los resultados tanto de la merluza como el lenguado y la bacaladilla. Estos dos últimos se redujeron un 5% y un 19%, respectivamente, evitándose en el caso del lenguado un serio revés del 15,2%. No obstante, entre las dos especies España pierde cuotas por un valor estimado de 4,2 millones de euros.

El de la merluza es un caso aparte. Planas ya había avisado que evitar la reducción del 18,5% era uno de sus objetivos. “España no aceptaba esta reducción”, señaló ayer. Tras un primer recorte al 12% tras una jornada de conversaciones, Bruselas solo cedió hasta dejar la rebaja en el 8%. “Es una buena noticia para los 1.200 barcos que pescan merluza” en España, indicó.

“Es una buena noticia para los 1.200 barcos que pescan merluza”

Luis Planas - Ministro de Pesca

decoration

Con ello el país y su flota de arrastre de litoral (principalmente) pierden 436 toneladas, con un valor de 1,6 millones. España tendrá un total de 4.884 toneladas, lo que supone un 46% menos respecto a hace diez años.

Por último están el abadejo, cuyas cuotas se mantienen inalterables, y la cigala. Para la unidad funcional (UF) del Cantábrico, entre Asturias y Cantabria, se aprueba reabrir la pesquería con un TAC de 14 toneladas, por debajo de las 20 recomendadas por los científicos. Mientras, para la zona 8abde, al oeste de Francia, el cupo baja un 2,6% (hasta las 233 toneladas).

Gran Sol

La falta de un acuerdo entre la UE y Reino Unido volvió a dejar en el aire las cuotas para aguas de Gran Sol, de vital importancia para Galicia. Con cinco días por delante para que se alcance un plácet, según el acuerdo comercial firmado hace un año, Bruselas apuesta por cuotas provisionales para el primer trimestre, como estaba previsto. Para ello, se tomó como referencia la cuota acordada para este año, 2021, y se dividió en cuatro. Fuentes cercanas a la negociación explican que las conversaciones están avanzadas. Si bien el Ministerio no hizo alusión alguna a este punto en su comunicado, la Consellería do Mar señaló que los cupos provisionales dan “estabilidad en la actividad del sector a la espera de que se llegue a un acuerdo entre la Comisión Europea y el Gobierno británico”.

“Hay que convencer a la UE de la importancia que tiene la actividad”

Rosa Quintana - Conselleira do Mar

decoration

Para Quintana, el resultado general es “escaso”, “limitado” y, en la mayoría de los asuntos sobre límites de capturas, “únicamente se lograron suavizar algunas propuestas de recortes o la estabilidad en las cuotas de otros recursos complementarios o accesorios”. “Tenemos que convencer a la Unión Europea de la importancia que tiene la actividad pesquera, no solo como una actividad económica, sino como una actividad que produce un alimento importantísimo para todos los habitantes de la UE”, afirmó.

Reacciones

Pese a que el comisario de Pesca, Virginijus Sinkevicius, celebró el acuerdo y “la continuidad del negocio de los pescadores”, desde el sector cargaron contra él, en especial la patronal española Cepesca. “[El resultado] sume a las empresas del sector en una crisis de rentabilidad, con la consiguiente destrucción de empleo”, criticó el secretario general, Javier Garat, en especial en relación al Mediterráneo.

“Volvemos a la incertidumbre de comienzos de 2021”

Hugo González - Gerente Adjunto de ARVI

decoration

En Galicia, el gerente adjunto de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), Hugo González, criticó la falta de acuerdo entre Bruselas y Londres. “Volvemos a la incertidumbre de comienzos de 2021”, criticó. De la misma forma se expresó el presidente de los bacaladeros de Agarba, todavía pendientes de resolver la situación en aguas de Svalbard. “Nuestro enfado es con la UE; estamos muy preocupados, no hubo solución después de un año y no podemos ni deducir nada”, comentó Iván López.

“El jurel ya era escaso en la VIIIc y se espera que siga siéndolo”

Andrés García - Portavoz de Acerga

decoration

El portavoz de los cerqueros agrupados en Acerga, Andrés García, lamentó que los problemas continúan con el jurel de la VIIIc. “Ya era escasa y se espera que siga siéndolo; la situación no es nada buena”, señaló.

Compartir el artículo

stats