Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Claves para afrontar una entrevista de trabajo: "Tú eres el producto. Y el currículo, tu folleto publicitario"

Eva Porto, psicóloga especializada en recursos humanos y que publica en Instagram y Tik Tok vídeos virales, recuerda algunos consejos básicos

Eva Porto, psicóloga especializada en recursos humanos.

Sus 134 vídeos y publicaciones en Instagram sobre ‘Las peores respuestas que he escuchado en una entrevista’, ‘Sólo uno de cada tres supera una entrevista telefónica’, ‘¿Existe la discriminación laboral por sexo?’ o ¿Qué debilidades puedes decir en una entrevista?’ acumulan miles de likes. Psicóloga y reclutadora de trabajadores, Eva Porto se vende en las redes con dos lemas: "Potencio tu currículo vitae" y "consigue el empleo que quieres". Este lunes ofreció dos charlas, amenas y divertidas, en la nueva edición de ‘Santa Eulària se n’ocupa’, celebrada en el Palacio de Congresos. Una sobre cómo preparar un currículo (‘El currículum, tu folleto publicitario’). La otra, sobre como "triunfar en las entrevistas de trabajo". Tiene mucha labia, pero no es una encantadora de serpientes, como otras influencers. Habla por los codos, pero sabe explicarse sin aburrir y sin superficialidades, siempre con contenido.

-¿Cómo explica su éxito tan repentino?

-Se debe al poder de las redes sociales. Hoy en día, está claro que se pueden usar las redes sociales tanto para aprender como para enseñar. Me di cuenta siguiendo a tres profesionales, entre ellos un farmacéutico que me encanta, y pensé: me dedico a los recursos humanos, creo que la búsqueda de empleo es algo muy difícil y me encantaría ayudar a esas personas que, como reclutadora, veo perdidas desde el otro lado. Empecé a compartir vídeos con el objetivo de ayudar. Creo que eso se percibió y fue valorado por la gente.

Durante la conferencia, Porto confesó que colgó sus primeros videos en Instagram, pero apenas tuvieron repercusión. Pensó que esa falta de respuesta era debido a que no valía para eso. Pero insistió y probó en Tik Tok. Fue entonces cuando su número de seguidores comenzó a subir como la espuma. Actualmente tiene más en Instagram. Porto lo pone como ejemplo en sus charlas de cómo hay que perseverar y buscar otros caminos para conseguir el objetivo final: «Si no funciona, cambia el procedimiento». Y eso enlaza con otra parte de su discurso: «De pequeña me enseñaron que debía ser humilde. Y eso es justo lo contrario a lo que hay que hacer cuando buscas trabajo». Eso sí, sin pasarse y sin mentir. Y con currículos medidos.

-Hace unos días tuve que leer el currículo de una persona a la que iba a entrevistar. Tenía 20 páginas, 19 de ellas con todos y cada uno de los artículos que había publicado sobre su especialidad. ¿Ese es un buen CV o es de los que ustedes, los reclutadores, tiran directamente a la basura?

-No es bueno. Pero eso ocurre porque no nos han enseñado cómo hay que elaborar un currículo. Deberían darnos unas clasecillas de marketing, porque lo que haces en una búsqueda de empleo es, realmente, venderte a ti mismo. Tú eres el producto. Y tu currículo es tu folleto publicitario, es lo que te representa. ¿A que no te leerías hasta el final un folleto publicitario de 20 hojas? Pues por eso hay que intentar que el currículo sea conciso. Si quieres, haz dos versiones, una larga para ti y otra para pedir trabajo. Con una hoja, dos a lo sumo, es suficiente.

-Confiese, ¿alguna vez se ha presentado a alguna entrevista de trabajo y la han rechazado?

-Por supuesto. El rechazo es algo inevitable dentro de la búsqueda de empleo. Quizás por eso empatizo tanto con la gente, pues he sufrido lo que es que te descarten, sentirte mal. Entiendo cómo se pueden sentir ellos.

"El rechazo es algo inevitable dentro de la búsqueda de empleo. Quizás por eso empatizo tanto con la gente, pues he sufrido lo que es que te descarten, sentirte mal"

decoration

-Tiene éxito en las redes, ¿pero funcionan realmente sus consejos? Si fueran la fórmula mágica no habría paro en este país.

-Yo doy unos consejos y la gente los aplica. Pongo mi granito de arena, les ayudo a darse cuenta de que cometen ciertos errores, pero el resultado final depende de un proceso personal. A veces depende del objetivo. Si buscas un trabajo que tiene poca demanda, aunque sigas todos mis tips lo tendrás muy complicado para conseguir un puesto en ese ámbito si apenas hay oportunidades laborales. No son ayudas milagrosas, sino consejos que se pueden implementar. Lo importante es lo que tú hagas, tu reflexión, y tener capacidad para la reinvención: si algo no funciona bien, cámbialo.

-Usted es psicóloga. ¿La psicología es fundamental a la hora de enfrentarse a una entrevista laboral?

-Sí, es fundamental en todos los aspectos de la vida, más en la búsqueda de un empleo. En una entrevista, los reclutadores, como son humanos, tienen sesgos. Hay partes que son inconscientes, como la forma de ir vestido.

-¿Eso es importante?

Pues no. Los reclutadores no apuntan ‘lleva traje y chaqueta’, pero en función de la vestimenta, se hacen una imagen de ti. Si acudes a la entrevista manchado o un poco informal, quizás se hagan una idea de que no te importa esa entrevista.

"Si acudes a la entrevista manchado o un poco informal, quizás se hagan una idea de que no te importa esa entrevista"

decoration

-Vamos, que hoy no voy como para hacer una entrevista de trabajo.

-Qué va, vienes perfecto. Lo principal es ir limpio.

-Y como reclutadora, ¿alguna vez se la han colado?

-Sí, sí. Me decía que tenía una carrera terminada, pero cuando luego le pedimos el título, no lo presentó. Se descubrió al final todo. Por eso no conviene mentir, pues todo se sabe al final.

-En una entrevista, además de no mentir y no hurgarse la nariz, ¿qué otra cosa no hay que hacer?

-No decir todo lo que se te pase por la cabeza. El entrevistado debe darse cuenta de que se está en un ambiente profesional. Uno es de una manera con los amigos cuando se va de fiesta. Pues cuando se va a una entrevista de trabajo no hay que comportarse así. Hay que centrarse en los aspectos profesionales y hablar de los temas laborales. Si te preguntan por qué quieres ese trabajo, decir que porque estás en el paro, aunque sea una verdad, no es la respuesta correcta. Tienes que persuadir a la otra persona de que eres el mejor candidato y ser más específico. Muchas personas buscan trabajo porque no lo tienen. Hay que buscar otro motivo.

-Sinceridad trufada de eufemismos.

-Sincero, pero siempre pensando que estás ahí para venderte profesionalmente. De tus verdades, debes destacar lo que más se valore. Puedes hablar de muchas cosas sobre ti, pero a lo mejor al entrevistado no le importa nada que seas súper simpático o que te guste ir de fiesta. Hay que ser inteligente y pensar en qué es lo que más importa en esa entrevista.

-Le haré una pregunta que aparece en las entrevistas de trabajo: ¿Cuál es el trabajo de sus sueños?

-Siempre que haya este tipo de preguntas, aconsejo no mojarse y hablar de aspectos generales: donde me valoren, donde haya buen ambiente. Pero si dices que te gustaría un empleo donde no se hiciera nada, vas mal. Hay que saber dónde se está.

-Usted no recomienda poner el sexo en el currículo. Pero al final se sabe por el nombre. ¿Es tan importante el sexo a la hora de buscar trabajo, resulta tan condicionante?

-El currículo debe tener una información relevante respecto al ámbito profesional. Sexo, religión o nacionalidad no ha lugar, igual que la fecha de nacimiento. Es cierto que el sexo se intuye por el nombre, pero ojalá que en el futuro los currículos sean ciegos porque, como te decía antes, hay sesgos, una parte inconsciente en los reclutadores, aunque estos no quieran discriminar. Alguno se deja llevar por esos sesgos inconscientes.

-¿Lo ha notado usted a la hora de buscar trabajo? ¿Ser mujer ha sido un condicionante?

- Yo no lo he notado, quizás porque he trabajado en un sector muy feminizado, el de los recursos humanos. Pero sí que he sentido, como reclutadora, cómo siendo yo joven y mujer tenía sesgos.

-¿Usted?

-Sí, me daba cuenta. Me decían en la empresa que necesitaban a alguien para las cajas. Y me imaginaba una cajera. Yo ya tenía esa idea prefijada, estereotipada.

-No la de un hombre de cajero

-Lo asociaba a un trabajo para mujer. Inconscientemente. Yo buscaba a hombres y mujeres, pero me sorprendí a mí misma pensando eso.

-¿A partir de qué edad es mejor no echar un currículo porque no merece la pena?

-Creo que no hay edad para eso. Nos ponemos muchas barreras a nosotros mismos, pensamos que no encontraremos trabajo porque ya hemos cumplido los 60. Pero debemos centrarnos en que, sí, es un gran reto y la edad puede suponer grandes barreras, pero se tiene experiencia. Y quienes son jóvenes carecen de esa experiencia. Otros carecen de formación. Todos tenemos diferentes dificultades. Hay que ser conscientes de las que importan y de las que no. Y de las que puedes cambiar: la edad no la puedes cambiar, ni importa profesionalmente, pues tienes una experiencia.

"Nos ponemos muchas barreras a nosotros mismos, pensamos que no encontraremos trabajo porque ya hemos cumplido los 60. Pero debemos centrarnos en que, sí, es un gran reto y la edad puede suponer grandes barreras, pero se tiene experiencia"

decoration

-Así debería ser, ¿pero eso lo tiene en cuenta un reclutador?

-Yo creo que sí. Yo al menos no tenía en cuenta la edad, salvo cuando el trabajo suponía, por ejemplo, cargar con 50 kilos, empleos de mucho esfuerzo físico. En esos casos preguntaba al entrevistado si era consciente de que iba a cargar con ese peso, si se sentía preparado.

-Pues parece, en la vida real, que a partir de los 55 años lo tienes complicado para hallar un empleo. No existes.

-De la comunidad de reclutadores no puedo hablar, pero personalmente nunca fue para mí algo importante ni ninguna empresa con la que trabajé condicionó el puesto a una determinada edad.

-Ahora tiene un enorme éxito en las redes, pero es posible que algún día cambien o desaparezcan. ¿Y entonces? ¿Se ve en una entrevista de trabajo? ¿Sabe qué hará?

-A la gente que busca empleo le digo que se adapte. Eso será lo que haré yo, adaptarme al contexto. El mundo ya no es como el de hace 50 años, que entrabas en una empresa y allí te jubilabas, como hizo mi padre. Todo cambia, surgen nuevas profesiones, otras acaban. Para triunfar laboralmente tienes que adaptarte. Pues yo haré eso. Tengo una formación y una experiencia y lo que quiero es tener un impacto positivo en el mundo. Si puede ser en el ámbito laboral, ahí estaré, y si tengo que reinventarme, como he hecho desde los recursos humanos a esto, pues igual. La vida es una sorpresa continua para mí.

Compartir el artículo

stats