Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Apoyo a las trabajadoras

El debate de la baja menstrual | Las empresas avanzan en la protección de la salud de la mujer

La baja laboral por dolor de menstruación no está asentada de manera formal en las compañías españolas pero sí está presente en la cultura de algunas de ellas

La baja laboral por dolores menstruales en mujeres, bajo prescripción médica, es una medida que formalmente es difícil de encontrar en las empresas españolas. En algunas de ellas existen protocolos y servicios sanitarios con una especial proyección sobre la mujer, como es el caso de Seat. En otras, la baja laboral por dolor menstrual no está incorporada formalmente en ningún tipo de convenio o protocolo, "pero forma parte de la cultura de la empresa", como subraya la fundadora y consejera delegada de la calatana Inginium, Gina Aran, respecto de su propia compañía.

Inginium es una consultoría de recursos humanos en la que trabaja una veintena de personas, la mayoría de ellas mujeres. "Cuando una persona se encuentra mal no viene a trabajar, ya sea porque tiene gripe o porque tiene dolor menstrual", asume la empresaria Gina Aran. "Y cuando esto pasa, no se les pide que luego recuperen el tiempo, pero lo cierto es que normalmente eso es lo que acaba sucediendo", añade.

A nivel mundial, se suele citar el ejemplo de la firma deportiva Nike como la primera gran multinacional en asumir la baja laboral menstrual dentro de su protocolo de relaciones laborales. Lo cierto es que el código de conducta ('code of conduct') adoptado por Nike en noviembre de 2020, y que ha convertido a la firma Nike en ejemplo en esta materia, lo único que introduce es que "no se podrán realizar exámenes físicos para verificar la elegibilidad de la baja menstrual si es un beneficio exigido por la ley local", como ya sucede en determinados países, como Japón.

Protección de la salud femenina

En España, el precedente más claro se encuentra en algunos ayuntamientos, como los de Girona, Sabadell, o Castellón de la Plana, que han adoptado la baja laboral menstrual para sus empleadas. Por lo demás, en ausencia de ejemplos empresariales claros dentro y fuera del país, lo que si existe en España es ejemplos prácticos de empresas donde existe una especial consideración hacia dolencias o trastornos específicos de las mujeres.

En Seat, por ejemplo, con la inauguración del Centro de Atención y Rehabilitación Sanitaria (CARS) en 2017, se puso en marcha el servicio de ginecología dentro de la propia empresa, con carácter voluntario, gratuito y anual para todas las mujeres de Seat, Cupra y de las empresas del Grupo Volkswagen en España. "Este servicio vino a cubrir un importante hueco en la prevención de la salud de la mujer en relación a los hombres, a los que históricamente se les ha venido realizando tests de detección precoz de cáncer de próstata", explica la doctora Patricia Such, gerente de salud de Seat en el CARS. En los cinco años de servicio se han atendido a más de 2.500 mujeres, en más de 6500 visitas; más del 58% de ellas no solían hacer controles periódicos de salud ginecológica. "Gracias a este programa se han podido detectar más de 500 patologías desconocidas previamente, de las que más de 100 eran premalignas y/o cancerosas, que han podido ser tratadas precozmente. Sin este servicio, el impacto para la salud de las mujeres afectadas, para sus entornos familiares, para el sistema sanitario y para la compañía habría sido enorme", valora la doctora Such.

En otra factoría automovilística, en Ford Almussafes, cada año se programa la llamada 'semana de la salud' en la que, entre otros servicios, un un especialista en ginecología atiende a aquellas empleadas que quieran acudir a una revisión. Además, existe un concierto con el IVO (Instituto Valenciano de Oncología) para la realización de mamografías y control oncológico a mujeres a partir de 45 años.

Prevención y conciliación

En la energética Naturgy, se ofrece chequeo ginecológico y mamario, mamografías y ecografías ginecológicas en servicios externos, con carácter gratuito, a todas las empleadas con periodicidad anual. También se ofrece una campaña de detección y seguimiento de la osteoporosis a todas las mujereras en periodo premenopáusico. Además, la plataforma de bienestar físico a disposición de los empleados ofrece contenidos específicos para mujeres en cuanto a ejercicio, así como consejos dietéticos, de salud mental, etc. Adicionalmente, en situación de embarazo, postparto o lactancia natural, Naturgy ofrece opciones de teletrabajo, adaptación de los puestos de trabajo o salas de extracción de leche en horario laboral (en las dependencias del servicio médico).

En la también energética Endesa existe un protocolo establecido a partir del cual, sus trabajadoras embarazadas tienen derecho a un seguimiento médico y a que se les gestionen todos los derechos relacionados con la salud laboral. Además de ciertas medidas de conciliación personal y laboral, también se busca adaptar sus funciones a la situación de embarazo.

En esta misma línea, por ejemplo, Mercadona favorece sumar el permiso de lactancia al de maternidad, lo que, en la práctica, permite alargar en un mes este último.

Compartir el artículo

stats