Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Banca

Un perfil conciliador para suceder a Medel en la Fundación Unicaja

De base académica y carácter sencillo y cercano, Domínguez tiene el apoyo de partidos y sindicatos, aunque la fecha de su llegada no se ha concretado aún - De la Torre urge a los patronos a propiciar la salida de Medel

José Manuel Domínguez, responsable del proyecto Edufinet de Unicaja.

De brillante perfil académico, muy inteligente en el campo financiero; con una capacidad de trabajo encomiable; didáctico y riguroso; tenaz y también pausado... Estos y otros adjetivos sirven para describir, en palabras de quienes lo conocen o lo han tratado, al malagueño José Manuel Domínguez, directivo de Unicaja Banco hasta fechas muy recientes y que, tal y como se anunció la pasada semana, será el sucesor de Braulio Medel al frente de la Fundación Unicaja para reconducir su tremenda crisis de gobernanza, aunque quede por despejar la gran incógnita de cuándo se producirá el relevo efectivo al frente de una institución que actualmente sigue siendo el accionista mayoritario de Unicaja Banco, al concentrar el 30,2% de sus títulos.

Domínguez, de 63 años y doctor en Ciencias Económicas, es catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga (UMA) por la rama de Hacienda Pública, Política Económica y Economía Política, y cuenta en su haber con más de un centenar de artículos académicos publicados en revistas científicas, además de varios libros sobre economía tanto relativos al sector público como al financiero. Y pese a sus crecientes responsabilidades en Unicaja Banco a lo largo de las últimas tres décadas (trabaja en la entidad desde su fundación, procedente de la Caja de Ronda, y durante los últimos seis años ha sido responsable de la Secretaria Técnica del banco), nunca ha interrumpido su labor docente, llegando incluso a ser puntualmente vicedecano de la Facultad de Económicas y Empresariales, y recibiendo también una insignia de honor por parte de esta institución. Esa pasión por la enseñanza fue también el germen en 2005 del proyecto de educación financiera Edufinet de Unicaja, del que fue promotor y en el que continúa como máximo responsable.

Aficionado a la música clásica, gran lector y amante del deporte (le gusta el baloncesto, de hecho fue durante algún tiempo presidente del Unicaja, y de joven practicó voleibol), Domínguez es definido además como una persona "cercana, sencilla y prudente", con una enorme capacidad de trabajo, y de talante muy conciliador, factores todos ellos con los que se ha forjado un respeto desde todos los ámbitos. Es de destacar la buena sintonía que durante su etapa de directivo de Unicaja Banco mantuvo con los sindicatos durante los años en que el departamento de Recursos Humanos estuvo bajo su cargo. Centrales como UGT y CESICA lo han definido siempre como una persona muy preocupada por las necesidades de mejora de la plantilla del banco, y uno de los artífices del buen clima laboral que tradicionalmente se ha vivido en la entidad (caber recordar también que cuando Unicaja presentó su ERE el pasado año ya no era el responsable de ese departamento).

La salida de Domínguez de Unicaja se produjo el pasado mes de febrero y, según fuentes del sector consultadas por este periódico, se trató una "desvinculación voluntaria" que obedecía al deseo expresado por el interesado durante el año anterior de poder dedicar en el futuro más tiempo a sus clases en la Universidad. "No fue una prejubilación ni se apuntó al ERE", apuntan estas fuentes, que desvinculan su marcha de cualquier cuestión relativa a la gobernanza tras la fusión de Unicaja y Liberbank.

Por el camino de Domínguez, no obstante, se habría cruzado ahora la posibilidad de presidir la Fundación Unicaja, después de que PP y PSOE, los dos grandes partidos que dirigen administraciones representadas en la Fundación, hayan acordado su nombre como candidato común para reemplazar al controvertido Medel (aunque fuera finalmente él mismo el que se adelantara a anunciarlo la pasada semana).

El hecho es que Medel, que anunció que se irá cuando esté elaborado el informe sobre su idoneidad que reclamó en su momento el Protectorado de Fundaciones Bancarias, podría demorar esa salida hasta el 24 de junio si finalmente este departamento adscrito al Ministerio de Asuntos Económicos autoriza la prórroga para elaborar el estudio que ha solicitado la propia Fundación Unicaja a instancias del despacho de abogados Baker Mckenzie.

Otra opción sería que los propios patronos, en un patronato extraordinario convocado al efecto, lograran forzar con sus votos la salida de Medel pero, hasta ahora, y pese a la existencia de un grupo de patronos críticos con la gestión del presidente de la Fundación, esta circunstancia aún no se ha producido. Algunos lo achacan a la supuesta dificultad que están encontrando los partidos, en especial el PSOE, para convencer a los patronos de su órbita.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, volvió a insistir en la noche del domingo al lunes, mediante un mensaje en sus redes sociales, en la necesidad de que se acelere la marcha del todavía presidente: "Es urgentísimo realizar el cambio de Medel por José Manuel Domínguez en la Fundación Unicaja!! Los patronos que no impulsen ese cambio ya, se hacen cómplices de la alianza Medel-Menéndez y del vaciamiento de actividad y trabajo desde Málaga al ámbito del antiguo Liberbank".

Compartir el artículo

stats