Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Alvia que conectan Alicante con Madrid tardarán tres horas en cubrir el recorrido al no parar en Atocha

Los dos trenes diarios que enlazan la Costa Blanca con Gijón y Santander comienzan a circular este viernes por el túnel Atocha-Chamartín

Pasajeros dirigiéndose al vestíbulo de la estación de Alicante tras llegar desde Madrid. / RAFA ARJONES

Tres horas de viaje en tren entre Alicante y Madrid. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana pone en servicio este viernes, tras recibir el visto bueno de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF), el nuevo túnel en ancho estándar entre las estaciones de Madrid-Chamartín Clara Campoamor y Madrid-Puerta de Atocha, así como el nuevo acceso sur de alta velocidad a la capital. Los trenes que cubren los trayectos Alicante-Santander y Alicante-Gijón que enlazarán el este peninsular y el norte ya circularán a través del nuevo túnel que Adif AV ha construido en Madrid entre Chamartín y Torrejón de Velasco y que permite la conexión directa de las líneas de alta velocidad del Norte con la Comunidad Valenciana. Los Alvia, dos servicios diarios entre Alicante y Madrid, ya no pararán en Puerta de Atocha por lo que el viaje en tren para los pasajeros que se mueven entre ambas ciudades se queda en casi tres horas, unos 25 minutos más que hasta ahora, que también paraban en Puerta de Atocha.

 La nueva infraestructura, ejecutada por Adif AV, permitirá una reducción de 36 minutos en el tiempo de viaje en el Alvia Alicante-Santander en dirección Alicante y 15 minutos en dirección Santander. Asimismo, con la puesta en servicio del nuevo túnel se recupera el servicio Alicante-Gijón, que no se prestaba desde 2020 debido a la crisis sanitaria. El Alvia con origen Alicante y destino Gijón también tendrá parada en Villena.

No obstante, la puesta en servicio del túnel Atocha-Chamartín tiene su derivada negativa como es el hecho de los viajeros de Alicante que cojan estos trenes con destino Madrid tardarán casi tres horas en llegar a la capital de España al suprimirse la parada de Puerta de Atocha. En concreto, 2 horas y 55 minutos, porque también paran Villena, Albacete y Cuenca. La reducción del tiempo de viaje con el norte de España se logra al pasar Madrid.

El tráfico ferroviario en España creció un 16,7% en los cinco primeros meses de 2022 respecto al mismo periodo del año anterior, gracias al levantamiento de las restricciones a la movilidad y a la entrada en operación del AVE a Galicia, que ha impulsado los servicios de Larga Distancia.

Según el último boletín mensual que publica Adif, la entrada de nuevos operadores por la liberalización del mercado también contribuyó a la mejora del tráfico de trenes en España, especialmente a la ruta Madrid-Barcelona.

Tren directo a Cartagena

Por otro lado, el Administrador de Infraestructuras ha aprobado una inversión de más de 10,6 millones de euros en las obras del ramal de conexión de alta velocidad con la línea convencional por el Reguerón, lo que permitirá crear itinerarios directos entre Alicante y Cartagena sin necesidad de entrar en Murcia, algo que reducirá el tiempo de viaje en tren entre Alicante y la ciudad departamental, que está ahora mismo entre las 2 horas y 16 minutos y las 2 horas y 29 minutos. El contrato, que ha sido adjudicado a la empresa Ortiz Construcciones y Proyectos y cuenta con un plazo de ejecución de 18 meses, supondrá la ejecución de la plataforma de este enlace directo (baipás), que dispondrá de vía única de ancho estándar apta para velocidades de hasta 160 km/h.

Además, el contrato incluye la reposición de servidumbres y servicios afectados, la integración ambiental de la infraestructura y obras complementarias. La actual red ferroviaria en la zona comprendida al oeste de Murcia está configurada por dos líneas de diferentes que, en su confluencia, forman un triángulo ferroviario incompleto formado por la línea de alta velocidad (Monforte de Cid-Murcia) de Alicante por el norte y por la línea convencional (Chinchilla-Cartagena) entre Murcia y Cartagena por el sur.

El objetivo del contrato que ahora se licita es el cierre de este triángulo, facilitando una nueva conexión ferroviaria que permitirá la creación de itinerarios directos entre Alicante y Cartagena, sin tener que entrar en Murcia. Esta actuación forma parte de los trabajos que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) está llevando a cabo para mejorar el equipamiento y las prestaciones de la línea Chinchilla-Murcia-Cartagena y aportar un valor añadido al sistema ferroviario.

Esta actuación, que va a ser financiada por la Unión Europea-NextGenerationEU, contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en concreto al número 9, que tiene entre sus metas desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad.

Por otro lado, Renfe ha adaptado los horarios de los servicios de cercanías del Núcleo de Murcia y Alicante durante el verano a partir del próximo 1 de julio. La compañía incrementa con 6 autobuses entre Lorca y Águilas, 3 por sentido, el servicio diario entre Murcia, Lorca y las playas de Águilas. La oferta total será de 12 servicios diarios. Este aumento de plazas junto a la ampliación de la franja horaria permitirá disfrutar de una jornada completa en las playas de Águilas. Los servicios de la línea C-1 entre Murcia y Alicante, se adaptan a la demanda de viajeros durante el periodo estival con 37 circulaciones diarias, de lunes a viernes.

Los trenes de Cercanías de la línea C-1, cuentan principalmente entre sus clientes con estudiantes y trabajadores que se desplazan diariamente para ir a los centros de trabajo y universidades, desplazamientos que se reducen durante la época estival por tratarse de un período vacacional.

Por tipo de servicios, los de Larga Distancia registraron la mayor subida en tráfico, un 50,4%, situándose este incremento en las líneas de alta velocidad en un 57% y en las líneas convencionales en el 20%.

En concreto, la línea de alta velocidad Madrid-Valladolid-León-Zamora-Galicia, inaugurada al completo en diciembre del pasado año, duplicó sus tráficos, al mismo tiempo que la de Madrid-Barcelona registró cifras récord, tras incrementar sus tráficos un 61%, tras la entrada de Ouigo y Avlo.

Por su parte, la línea Madrid-Levante elevó su tráfico entre enero y mayo un 39,3%, y la que discurre entre Madrid y Andalucía creció un 18,6%, frente al mismo periodo del año pasado.

En el lado de las cercanías y los interurbanos, los tráficos crecieron un 7,7%, especialmente en las líneas de titularidad Adif Alta Velocidad (26%), mientras que en Mercancías el incremento fue del 6,8%.

En las líneas convencionales, el mayor incremento se registró en la relación Madrid-Alcázar-Córdoba-Sevilla-Cádiz, que creció un 18,6%, en tanto que en la línea Venta de Baños-León-Ourense-Vigo el tráfico aumentó un 11,5%.

En cuanto al número de viajeros subidos y bajados en las estaciones, se registró un incremento global del 61,1%, especialmente en las estaciones de alta velocidad, donde el número de viajeros se duplicó en relación con el año anterior, mientras que en el resto de estaciones creció un 50,6%.

Compartir el artículo

stats