Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La escalada de los precios

Las medidas del Gobierno no evitan que la inflación desborde el 10%

Expertos desinflan el efecto que el Ejecutivo espera de las ayudas y ven en el pacto de rentas la única vía para atajar la escalada del IPC

Un motorista, en un surtidor de carburantes. Ferran Nadeu

El Gobierno asegura haber tomado medidas por unos 15.000 millones de euros, algo más de un punto del PIB, para frenar el avance de la inflación y para compensar sus efectos sobre las familias y los sectores más vulnerables. La adopción de tales medidas, sin embargo, no han impedido que la tasa de inflación haya perforado en junio el techo de los dos dígitos, hasta alcanzar el 10,2%, contradiciendo las estimaciones de hace unas semanas de la vicepresidenta Nadia Calviño, que confiaba en que la subida de precios hubiera tocado techo en marzo, cuando anotó una tasa del 9,8%. La inflación alcanzó en junio el mayor nivel.

Es obvio que sin la ayuda de 20 céntimos por litro de carburante, sin la rebaja del IVA de la luz (del 21% al 10% desde junio de 2021 y al 5% a partir del próximo 1 de julio), sin los recortes en los dos impuestos especiales sobre la electricidad y sin el tope al precio del gas que se utiliza en la generación eléctrica, la tasa de inflación sería más elevada. El INE estima, por ejemplo, que, sin la rebaja de impuestos, la inflación sería casi un punto superior (el dato de inflación de mayo del 8,7% se eleva al 9,6% a impuestos constantes).

El presidente del Gobierno, en declaraciones a la cadena Ser, afirmó que la subida del IPC "demuestra la gravedad de la situación de la economía europea y española", la "idoneidad" de las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo para paliar el impacto de los precios en los bolsillos de los ciudadanos y la necesidad de reformar el mercado eléctrico en Europa. La cuestión es si el conjunto de las medidas ya adoptadas -y otras anunciadas el pasado sábado, como los descuentos de hasta el 50% en las tarjetas de abono transporte- serán capaces de restar hasta 3,5 puntos a una tasa de inflación que, sin ellas, podría rondar el 14% ó el 15%, según dijo el sábado el presidente del Gobierno. También cabe preguntarse si los 15.000 millones de euros que el Estado inyectará a la economía (en ayudas y rebajas de impuestos) no podrá acabar echando leña al fuego y retroalimentar el fenómeno de la inflación, por la vía de un consumo mayor.

1.-¿Las medidas del Gobierno restarán 3,5 puntos a la inflación?

Los expertos consultados juzgan excesiva la merma de 3,5 puntos de inflación que el Gobierno atribuye a sus medidas. "No creo que se llegue a eso, ni mucho menos", afirma María Jesús Fernández, economista senior de Funcas. Para ella, las medidas contra la inflación "son parches que pueden bajar un poco la tasa, pero no controlarla"; aunque admite que no se puede hacer mucho más: "No está en la mano de un gobierno frenar un proceso inflacionista cuando el motivo no es nacional".

Cuando la inflación viene de afuera y es tan importante y generalizada "hay poco que los gobiernos puedan hacer" para frenarla, coincide en señalar Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA Research. Este servicio de estudios cifra entre cinco y seis décimas la menor inflación que puede favorecer aplicar el tope al precio del gas en la generación de electricidad. La rebaja del IVA del eléctrico del 10% al 5% podría restar otras tres décimas. "Si acaso, lo que sí cabe hacer es intentar evitar los efectos de segunda ronda o adoptar medidas a favor de los colectivos más vulnerables", añade.

Solo en los cuatro primeros meses del año, la factura energética de España con el exterior ha subido en más de 16.000 millones respecto al mismo periodo del año anterior. "Esto es un empobrecimiento para cualquier economía dependiente de suministros de fuera", explica José Emilio Bosca, catedrático de la Universidad de Valencia e investigador de Fedea. "Lo único que se puede hacer es reconocer que todo el país se empobrece y ver cómo lo repartimos", añade. Un pacto de rentas para evitar efectos de segunda ronda -en el que además de las empresas y los trabajadores también participe el Estado y los pensionistas- es, desde su punto de vista, la única medida eficaz para frenar la inflación. "No hay ninguna razón para que todas las pensiones tengan que subir con el IPC en este momento", añade Bosca, en línea con la opinión del Banco de España.

Si se evitan los fenómenos de segunda ronda, el periodo de elevada inflación empezará a decaer al cabo de un año, razona Doménech. Si se desencadenan la espiral de precios y salarios, la elevación del nivel de precios se prolongará por un periodo mucho más largo.

2.- ¿Inyectar 15.000 millones en la economía retroalimenta la inflación?

"Inyectar un punto de PIB en la economía supone un estímulo muy importante y va a tener un efecto sobre la actividad", interpreta José Emilio Bosca. Sin embargo, "la magnitud no es tan importante como para añadir un efecto inflacionista en un contexto en el que la capacidad adquisitiva se está deteriorando tanto", añade María Jesús Fernández. "Bienvenidas las ayudas focalizadas en los colectivos más vulnerables. Pueden ayudar a evitar una mayor conflictividad social, con efectos muy limitados sobre la inflación", apostilla Doménech.

"El problema es que algunas de las medidas están muy mal enfocadas", apunta Fernández. En este sentido, los tres economistas coinciden en señalar las deficiencias de la ayuda de 20 céntimos por litro de carburante generalizada para todos los consumidores, que entró en vigor el 1 de abril y que se ha prorrogado hasta el 31 de diciembre. Esta es una de las medidas más caras adoptadas por el Gobierno. Solo para el segundo semestre se estima un impacto presupuestario de 4.038 millones que beneficiarán a cualquier consumidor, independientemente de su nivel de renta o de su origen (turistas, incluidos).

"Si se baja 20 céntimos el precio del carburante, se estimula su consumo y se eleva el coste presupuestario de la medida", explica Doménech para describir el círculo vicioso en el que queda atrapado este tipo de medidas. Otro ejemplo más: "Se pone un límite al precio del gas; baja el precio de la electricidad; eso favorece que suba la demanda; en consecuencia se necesita la producción de más energías de ciclo combinado; y como resultado final sube la factura".

Con todo existe coincidencia en que medidas como la subida del 15% del ingreso mínimo vital o de las pensiones no contributivas, así como el cheque de 200 euros para trabajadores o pensionistas de familias con rentas inferiores a 14.000 euros sí pueden servir para ayudar a pasar el bache de la subida de precios sin añadir excesiva leña al fuego de la inflación.

3.- ¿Está bien calculada la inflación?

La metodología que emplea el INE para calcular la evolución de los precios cumple con el Código de Buenas Prácticas de las Estadísticas Europeas, ha sido respaldada por Eurostat y se adpata a los reglamentos de la Unión Europea. Sin embargo, el propio INE lleva meses trabajando con las empresas del sector eléctrico para incorporar en los cálculos del IPC los precios del mercado liberalizado, al que están acogidas alrededor del 70% de las familias (en torno al 70%). A partir de recibos domiciliados en Caixabank, su servicio de estudios estimó en enero que la inflación de 2021 hubiera cerrado el año en el 4,7% (en vez del 6,5% oficial) de haber tenido en cuenta el mercado liberalizado en sus cálculos. El INE rechazó de forma rotunda tal estimación, pero, a los ojos de los economistas consultados, lo que está claro es que "existe un sesgo al alza" en la inflación como consecuencia de este factor.

"Si hay un punto adicional de inflación, eso te puede condicionar la subida de las pensiones", reflexiona Bosca. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) estima que cada punto de inflación conlleva un mayor gasto en pensiones de 1.500 millones. Si se logran evitar 3,5 puntos de inflación, como pretende el Gobierno, el ahorro podría elevarse a 5.250 millones. Ese es uno de los objetivos que busca el Ejecutivo.

Compartir el artículo

stats