Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Imserso

El 80% de los hoteles de la Costa Blanca abandonan el Imserso al no poder asumir precios

El Ministerio de Asuntos Sociales se niega a tocar la tarifa, e insiste en que el programa está prorrogado

Turistas del Imserso bailando en Benidorm en una imagen de marzo.

La ministra Ione Belarra no mueve ficha y los hoteles que trabajan con el Imserso en la Comunidad Valenciana, la mayoría en la Costa Blanca, deciden abandonar el programa oficial del Gobierno, y abrir otras vías para contar con los jubilados el próximo otoño. Tras un año desencuentros y con un turismo del Imserso que encalló este año debido a los retrasos y al miedo a viajar de los mayores españoles por las variantes de la Covid, pese a estar vacunados, se esperaba este viernes con expectación la reunión en Madrid entre los representantes de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) y del Ministerio de Asuntos Sociales, que parecía mover ficha al haberles convocado. ¿Resultado? Fracaso. El Ministerio reitera que el programa se ha prorrogado y el precio se mantiene en los 22 euros/día por pensionista y plaza. La Costa Blanca tiene asignadas unas 200.000 plazas, de las más de 800.000 en toda España.

Tarifa insostenible para el sector, que ha visto como la inflación ha subido los costes hasta los 30/33 euros (en función de si el hotel tiene préstamos que asumir) por lo que “no se puedes seguir trabajando a pérdidas”, subraya un hotelero de Benidorm que llevaba más de 20 años trabajando con el Imserso, y ahora baraja cerrar en octubre y convertir a sus trabajadores en fijos/discontínuos, o explorar la vía abierta por Hosbec para negociar directamente precio con las asociaciones españolas de jubilados y no tener que cerrar en la temporada baja. Fuentes de la patronal apuntan que el 80% de los hoteles que participaban en el programa oficial ya han comunicado al turoperador que gestiona los viajes oficiales del Imserso que no cuenten con ellos si no hay marcha atrás del Ministerio y sube los precios.

Cien millones de euros en pérdidas, 5.000 trabajadores en ERTE, 250.000 turistas perdidos, 65 hoteles cerrados y un golpe letal para la imagen del sector turístico de la Costa Blanca en toda Europa fue el balance de la cancelación del programa golpeado por la pandemia. En la Comunidad Valenciana el programa operaba hasta ahora con unos 65 hoteles de Benidorm, Calp, Dénia, L'Alfàs del Pi, Gandía, Guardamar, Xàbia, Peñíscola, Alicante, Torrevieja y Vinaroz.

Los hoteles mueven ficha y de la mano de Hosbec se han lanzado ya a la búsqueda de jubilados conscientes de que demanda no va a faltar, sobre todo para la Costa Blanca y, en concreto, Benidorm. Recordar que Hosbec, representada en la Cehat, denununció el jueves que “la nefasta gestión del Gobierno y de los responsables de Política Social han herido de muerte un programa exitoso al prorrogar todas las condiciones económicas sin ningún tipo de actualización de precios mientras que el sector sufre incrementos en los costes de producción por encima del 30% lo que hace inviable el cierre de contratos para proporcionar camas”.

El retraso de la puesta el marcha del programa del Imserso, el mal tiempo que dejó sin vender este año un 40% de las plazas y la subida de los costes por el descontrol de los precios -hay hoteles que sólo de factura eléctrica tienen que pagar 7.000 euros al mes, el doble que el año pasado-, dejaron prácticamente sin efecto este año el turismo de la tercera edad de la Costa Blanca, cuando está ya a dos semanas de su final.

Los hoteleros insisten en que el programa tal como está planteado hoy no es viable. El programa ya estaba en claro riesgo de quedar obsoleto y fuera de las condiciones del mercado al no haberse ajustado a los costes mínimos de las empresas hoteleras para producir una estancia de estas características, pero en estos momentos, según los hoteleros, urge una reformulación urgente ante la escalada de los precios de la energía, de la alimentación y de los costes laborales, que son los tres principales componentes de la prestación del servicio hotelero. 

Según los informes económicos y los cálculos realizados por la patronal, en 2020 el programa ya acumulaba un desfase de un 25% sobre el precio de producción. En diciembre de 2020 se estimó que producir una pernoctación del Imserso costaba entre 27 y 33 euros de media. 27 euros es sólo el coste operativo de producción, que se eleva a 34 euros si se tiene en cuenta los costes de estructura (IBI, hipotecas, alquileres, préstamos, etc...), según el cálculo de la patronal hotelera.

Compartir el artículo

stats