Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Industria

De Antonio Yatchs abre nuevos tiempos para la náutica deportiva

El astillero, con presencia en Barcelona, prevé cerrar este año con unos ingresos de 25 millones y 75 unidades vendidas

Embarcaciones de De Antonio Yatchs amaradas en Barcelona.

Nuevos tiempos para la náutica deportiva en España entre posibles borrascas. El astillero De Antonio Yachts cumple 10 años de existencia y es ejemplo de renovación industrial y aprovechamiento de la ola de la recuperación de los últimos años. Tras la crisis del sector del 2008, un verdadero tsunami que se tradujo en miles de embarcaciones amarradas, segunda mano abarloada al sol y proyectos truncados, la reactivación se hizo de rogar y se pospuso hasta el 2013 sin llegar todavía a los niveles de principios de 2000. Pero De Antonio Yachts ha conseguido ser la primera marca española en cifra de negocio tanto en embarcaciones entregadas en España como exportaciones. La firma prevé cerrar el 2022 con unos ingresos de unos 25 millones de euros, frente a los 15 millones de 2021. La firma consolida su apuesta industrial en Polonia, con dos naves de producción de 5.000 metros cuadrados y 240 operarios.

Pese a este crecimiento, la apuesta de De Antonio Yachts se desliza en momentos complejos. En el primer semestre de este año, se matricularon 3.552 embarcaciones de recreo en España, frente a las 4.190 matriculadas en el mismo periodo de 2021, lo que representó un descenso del 15%. Para el secretario general de la patronal del sector Anen, Carlos Sanlorenzo, el Salón Náutico de Barcelona octubre debería ser la palanca para activar la actividad comercial y ayudar al cierre del año 2022, un ejercicio que se está viendo impactado de forma importante por la incertidumbre de los mercados, la inflación desbocada y la crisis de suministros que sigue afectando a la entrega de embarcaciones. La celebración de la Copa América de vela que tendrá lugar en 2024 debería ser el motor de la recuperación y escaparate de excepción de los astilleros españoles en el mundo. 

Para el navegante de sillón que escapase allende los mares y desconectase del sector durante los últimos dos lustros De Antonio Yachts es un nuevo astillero que se enfrena a nuevos tiempos de incertidumbre. Desde Almería produce el modelo D36 Open. Tiene un acuerdo con el astillero almeriense Lema Boats. En Polonia se arman los modelos D28, D42 y D50. Destaca el nuevo D28 Formentor E-Hybrid, modelo desarrollado en colaboración con la empresa automovilística Cupra. Nuevos tiempos, nuevos estilos, nuevos aliados.

Marc de Antonio y Stan Chmielewski son los fundadores de la firma, que aboga por barcos de líneas sencillas pero vanguardistas (las proas rectas o invertidas están de moda). Son embarcaciones para propietarios amantes del diseño y singladuras comedidas, alejadas del cámping náutico y devotas del glamur. En 10 años ya tienen en el mercado ocho modelos, que se producen en instalaciones se distribuye entre sus centros productivos España y Polonia, sumando más de 10.000 metros cuadrados en instalaciones. En Barcelona disponen de oficinas en Marina Vela.

La compañía cerró 2021 con la entrega de 65 unidades, lo que representó un crecimiento del 45% en facturación respecto al año anterior. Esta progresión se mantiene para este 2022, con 75 unidades vendidas, 85 unidades confirmadas para 2023 y el 50% de la producción ya reservada para 2024. El 60% de las ventas se destina a exportación. Y es ese mercado extranjero vital en momentos en los que Europa está sumida en incertidumbres. Entre los objetivos a corto plazo está seguir evolucionando hacia una gama de embarcaciones más sostenible, reduciendo el impacto medioambiental con la utilización de materiales reciclados y la implementación a toda la gama de su nuevo sistema híbrido, además de la presentación de los primeros modelos totalmente eléctricos en 2024. 

El modelo D36 Open del astillero De Antonio Yachts, en un acto promocional.

El astillero última su nuevo modelo, el D50 Coupé, que será presentado este septiembre en el Cannes Yachting Festival (principios de septiembre). Muchas esperanzas tiene el astillero en el D36 Open, evolución de D34, con cubierta 'walkaround', transitable alrededor de la timonería. Es posible la configuración a medida de versiones, al gusto del armador. Para este modelo están en producción 60 unidades. No son embarcaciones para todos los públicos pero son seguro objeto de deseo para la mayoría de aficionados capaces de su adquisición. Con precios que parten de los 130.000 euros (el D28 Tender), la náutica de recreo encarnada por De Antonio Yachts ha sabido interpretar las necesidades de un mercado en el que las embarcaciones más pequeñas no suelen pasar la prueba de la rentabilidad. La clave es ofrecer argumentos para la renovación de la embarcación, y el diseño es fundamental.

La firma Cupra es aliada en esa reinterpretación de la náutica que viene. El De Antonio Yachts-Cupra D28 Formentor e-Hybrid combina motor fueraborda de combustión, con dos motores eléctricos. El utilizar motores fueraborda disimulados es también una buena estrategia para abaratar costes, también los de mantenimiento.

Compartir el artículo

stats