Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Mallorca tantea Estados Unidos como alternativa turística a Alemania y Reino Unido

La llegada de turistas norteamericanos se plantea como solución al invierno complicado que sufrirán ambos países europeos por la crisis energética e inflacionaria | Los próximos meses serán claves para conseguir nuevas rutas

Llegada del primer vuelo de United Airlines desde Nueva York a Mallorca. Manu Mielniezuk

La conexión entre Mallorca y Estados Unidos ha llegado para quedarse por el "éxito" que ha tenido este verano. La intención principal no es quedarse en este punto, sino seguir avanzando en las relaciones con la principal economía mundial. Por ello, una de las soluciones para minimizar el impacto en las islas sería atraer más turistas norteamericanos, aprovechando que la conexión Palma-Nueva York ha sido un éxito comercial.

Abrir líneas directas con otras ciudades de la costa este —Miami y Canadá son los destinos más repetidos— permitiría suplir una parte de esas posibles pérdidas. Més-Estimam Palma, socios del PSIB, se muestran "rotundamente" en contra de impulsar nuevas rutas turísticas con Estados Unidos y apuestan por el decrecimiento y la diversificación económica.

Fuentes del Pacto reconocen que se han hecho avances en este sentido y están "expectantes" por lo que pueda suceder en los próximos meses. La directora general de Grupotel, Margalida Ramis, ya advirtió de que "ahora tenemos el espejismo de esta buena temporada, pero con la guerra de Putin, el suministro de gas y los problemas de Alemania, sobre todo, ¿dónde vamos a llegar? Si empiezan a cerrar fábricas o baja la producción a largo plazo. No nos queda otra que pedir aumentos de precios, el verano próximo creemos que no va a ser como este. Puede que tengamos un cambio de ciclo".

Desde el Ejecutivo balear, Consell de Mallorca y el Ayuntamiento de Palma celebran las cifras turísticas de esta temporada y ya miran hacia el próximo año. Manifiestan que las ferias internacionales de turismo serán "cruciales" para atraer nuevos clientes, con la intención de enfocarse en visitantes de alto poder adquisitivo para ir relegando al turismo de excesos. En este sentido, el perfil norteamericano, más gastador y tranquilo, ha convencido a los implicados como para seguir apostando por él.

Un apunte relevante en este sentido es que TUI Alemania está promocionando sus vacaciones para invierno haciendo hincapié en que los paquetes de todo incluido son lo más barato para viajar y ponen el foco en que los precios se fijaron con anterioridad a la escalada inflacionista y mantienen los mismos precios para 2022 y 2023. Esto puede suponer un problema para los hoteleros porque han subido la alimentación y demás suministros y no han podido aumentar precios a los turoperadores.

Hans Lenz, presidente de Engel & Völkers Mallorca, apunta que de momento es un mercado insignificante en números globales, sobre todo en transacciones de compra y no entrará entre las cinco primeras nacionalidades compradoras. Aunque reconoce que está aumentando el interés de los norteamericanos, sobre todo por la cultura, la arquitectura tradicional y la "Mallorca auténtica": "Cada semana estoy tratando con gente de Estados Unidos o que quiere traer a otra persona de allí. Se está creando una comunidad en la isla".

En este sentido, argumenta que Miami puede tener su reverso porque podría ser un destino competidor para la isla: "Es para EEUU lo que Baleares para Europa. Hay muchas segundas y terceras residencias. En cuanto se mejora la conectividad con cualquier parte del mundo, se abren nuevos canales. Hoy en día nadie quiere hacer escalas, quieren volar directos. La distancia no es tan larga y estamos más acostumbrados a hacer viajes de 7 u 8 horas".

Asimismo, relata que un conocido norteamericano le comentó que la seguridad y la libertad que tienen aquí no la encuentran en su país. A esto hay que añadir que la conectividad con muchas ciudades de Europa es "fantástica", lo que supone un interés mayor para los visitantes.

Desde el sector turístico detallan que seguramente el acierto de United Airlines al establecer el primer vuelo desde Estados Unidos servirá a otras compañías como incentivo para apostar por Mallorca —especialmente Palma—. Remiten como prueba importante a un reciente reportaje de The Wall Street Journal en el que se explicita que, con la subida del dólar, los compradores estadounidenses optan por comprar viviendas en Europa: "Están ignorando otras fuentes de inestabilidad para invertir sus dólares en bienes raíces residenciales europeos".

Compartir el artículo

stats