Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sector pesquero

Bruselas, sin datos científicos contra la pesca de fondo: “Se ignora su impacto”

El informe del ICES admite que no hay datos de la huella de artes fijas como las nasas o el palangre, igualmente vetadas | La falta de registros, más severa en aguas ibéricas

Un buque de palangre, a su entrada en el muelle de Bouzas, en Vigo.

Análisis medioambiental, estudio económico e impacto social. Es el trípode sobre el que deben sustentarse todas las medidas que emanen de la Comisión Europea, con el objetivo de blindar un criterio de proporcionalidad y estar sometidas siempre a un rigor científico. En la ambición de la Comisión de Pesca de sacar adelante su hoja de ruta contra las artes de pesca de fondo, y pese a una oposición generalizada, el departamento que gobierna Virginijus Sinkevicius ha pasado por alto todos estos pilares. Porque el reglamento de ejecución 2022/1614, que prepara el cadalso para buena parte del sector pesquero gallego, no se basa ni en criterios técnicos, ni económicos, ni de impacto social; ha decidido lanzar este reglamento aun a pesar de no contar con información que lo avale, como reconoce el informe en el que se ha basado la propia Bruselas para poner la maquinaria en marcha.

El veto a la pesca de fondo en más de 16.400 kilómetros cuadrados –del Golfo de Cádiz, a lo largo de toda la costa cantábrica hasta Gran Sol– entrará en vigor el 9 de octubre. Sin mimbre científico alguno. “Hay un alto grado de consistencia en la calidad de los datos disponibles en la ecorregión de los Mares Célticos”, reza el informe del ICES (International Council for the Exploration of the Sea, CIEM en castellano). “No se puede decir lo mismo del Golfo de Vizcaya y la ecorregión Península Ibérica –continúa–, donde varias fuentes conocidas de datos de VME no se han incluido”. Los VME son los ecosistemas marinos vulnerables (vulnerable marine ecosystems), los que existen y “los que sea probable que existan”.

El enorme grado de desconocimiento que subyace bajo la puesta en marcha de esta norma queda evidente de forma palmaria en lo referido a las artes de fondo fijas, como el palangre, la almadraba o las nasas, que son las más perjudicadas por el nuevo reglamento. Y así lo resume el propio ICES en su informe de asesoramiento, de 248 páginas: “Si bien es posible cuantificar los impactos de los aparejos móviles en su contacto con el fondo [en referencia al arrastre, por ejemplo], aun existen problemas con los barcos que usan artes fijas”. Es más, apunta a que no pueden evaluar de forma “confiable” en qué medida su actividad suponen un “esfuerzo” para el ecosistema. Y sentencian los científicos: “La huella bentónica [en el fondo del mar] y los impactos de estas artes también se desconocen en gran medida”. Pero, igualmente, y en diecisiete días, el “acto de ejecución” impulsado por Sinkevicius y espoleado por su número dos, Charlina Vitcheva, entrará en vigor. Con un potencial de afectación sobre un millar de pesqueros de capital gallego, entre palangreros de Gran Sol, boniteros, arrastreros de litoral o embarcaciones de artes menores. Quedan algo más de cincuenta días para formular una acción judicial en contra.

Más vacíos

La carencia de información científica no es lo único que revela el informe del ICES, organismo de expertos al que recurrió Bruselas para cercenar la actividad pesquera. También admite que no se ha evaluado el impacto socioeconómico de un tijeretazo de estas características, frente al cual la flota aspira a forjar un frente común con Irlanda, Francia y Portugal. “Es difícil determinar una preferencia, ya que se desconocen los impactos socioeconómicos. Algunas pesquerías van a algunos lugares de forma regular, y pueden ser importantes para ellos, aunque el esfuerzo no es muy alto”, expone el texto, como desveló FARO DE VIGO, diario que pertenece al mismo grupo que este medio. “Las circunstancias de la VME (Vulnerable Marine Ecosystems, ecosistemas marinos vulnerables): los datos son incompletos. Esto se puede mejorar capacitando a los observadores”.

En esos más de 16.000 kilómetros cuadrados, los cierres afectan a los buques equipados con redes de arrastre de fondo, dragas, redes de enmalle de fondo, palangres de fondo, nasas y almadrabas. ¿Estará permitido largar nasas en esas zonas si no se alcanzan los 400 metros de profundidad? No hay respuesta en el galimatías legal emitido este lunes con la firma de Ursula Von der Leyen. De un lado, el artículo 2 del reglamento en cuestión expone que el veto a la pesca se activará “en lo que respecta a su aplicación a las actividades pesqueras con artes de fondo a más de 400 metros de profundidad”. Pero, a renglón seguido, determina que “se prohibirá la pesca con artes de fondo en todas las zonas incluidas en la lista”, cuyas coordenadas enumera a continuación a lo largo de casi 140 páginas.

Abogacía del Estado analiza el texto por si formula un recurso a la CE

El Gobierno español estudia “jurídicamente” las posibilidades de recurrir la decisión de la Comisión Europea (CE) de cerrar a la pesca de fondo 87 zonas del Atlántico noreste, pero no ha tomado una decisión aún, según la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz. La secretaria general de Pesca apuntó ayer que los servicios jurídicos de los ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación, y de Asuntos Exteriores están valorando la posibilidad de impugnar la decisión, pero antes están realizado análisis para que en caso de presentar un recurso “se haga con todas las garantías”. Villauriz reiteró el compromiso con el sector del Gobierno español, quien llevará el asunto al Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca del próximo lunes, en Bruselas, además de “urgir a la CE” a que se actúe cuanto antes y se corrijan las zonas ahora declaradas en veda.


Aparte, el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM o ICES, en sus siglas en inglés) –organismo científico que asesora a la CE– tiene que presentar un informe en noviembre, que podría contribuir a una revisión y a una regulación “menos lesiva” para la flota, según la número dos del ministro Luis Planas. Sin embargo, advirtió de que el 9 de octubre entra en vigor la decisión, por lo que la flota debe cumplir la ley.


A la reunión han asistido representantes de los armadores, de las cofradías y de las autonomías peninsulares del Atlántico (Andalucía, Galicia, Cantabria, Asturias y País Vasco). En nombre de la patronal de armadores Cepesca, Iván López incidió en que la reunión “ha reafirmado” la unión entre el sector pesquero y las administraciones afectadas a la hora de rechazar unánimemente la decisión de la CE. “Estamos todos juntos en esto”.

Formoso pide batalla jurídica a Madrid contra el reglamento

El secretario general del PSdeG, Valentín González Formoso, instó ayer al Gobierno a que defienda en Bruselas al sector pesquero gallego frente al reglamento que veta la pesca de fondo en 87 áreas de pesca. “Instamos al Gobierno de España a que pelee jurídica y políticamente para lograr la suspensión de la aplicación de este reglamento”, apuntó en su visita a Vigo.

Compartir el artículo

stats