50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis energética

El Gobierno estudia subir el IRPF que pagan las rentas del ahorro

Aplicar el acuerdo de coalición llevaría a subir del 23% al 27% el tipo al que tributan ingresos a partir de 140.000 euros

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz en el Congreso.

El impuesto sobre la renta (IRPF) que se paga por las rentas del capital podría ser más elevado en 2023. Entre la batería de propuestas tributarias que el Gobierno tiene sobre la renta con el objetivo de lograr una mayor tributación de las rentas y los patrimonios más elevados con la que financiar las medidas contra la crisis energética, está sobre la mesa una posible subida del IRPF para los rendimientos procedentes de cuentas corrientes, fondos de inversión, dividendos de acciones, seguros o de los incrementos de patrimonio en general, según han confirmado a EL PERIÓDICO, diario del grupo Prensa Ibérica al que también pertenece este periódico, fuentes del Ejecutivo.

Ya en el acuerdo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos para la formación del Gobierno se incluyó el compromiso de subir del 23% al 27% el tipo al que tributan en el IRPF las rentas de capital superiores a 140.000 euros. En los Presupuestos de 2021 se dio un primer paso, subiendo del 23% al 26% la tributación de las rentas de capital a partir de 200.000 euros. Ahora está sobre la mesa avanzar en esa dirección, con un tipo impositivo mayor, aplicable a partir de un menor nivel de renta. Cumplir el acuerdo de coalición implicaría elevar del 23% al 27% la tributación de las rentas de capital a partir de 140.000, lo cual llevaría a una mayor tributación de entre 5.600 y 8.000 euros para los contribuyentes con un tramo de rentas del ahorro entre esa cantidad y los 200.000 euros. A partir de esta última cantidad el salto sería menor, pues ya se aplica un tipo del 26% desde el ejercicio 2021. En concreto, pasar del 26% al 27% a partir de 200.000 euros supondría una mayor tributación de 2.000 euros en el menor de los casos.

Recomendación de los expertos

Estos cálculos sirven de referencia si se aplica el acuerdo de coalición en sus estrictos términos, pero el resultado final puede llevar a otras combinaciones diferentes. En todo caso esta iniciativa puede formar parte de la batería de medidas tributarias que prepara el Gobiermo, después del anuncio de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sobre un "nuevo gravamen sobre las grandes fortunas", de carácter temporal y liquidable en 2023.

El impuesto sobre la renta incluye una doble tarifa. Por una parte, los salarios, las pensiones y los ingresos profesionales o empresariales de los autónomos tributan bajo una tarifa que, con carácter general, va desde el 19% (para las rentas más bajas) hasta el 49% (para rentas a partir de 300.000 euros al año), pudiendo llegar a un tipo máximo del 54% en la Comunidad Valenciana. Por otra parte, las rentas del capital tributan bajo una tarifa menos gravosa, con tipos que van desde el 19% para ingresos anuales de hasta 6.000 euros hasta el 26% (a partir de 200.000 euros).

El Libro Blanco sobre la Reforma Tributaria publicado en marzo por la comisión de personas expertas constituida por el Gobierno jutificó la existencia de una doble tarifa, más benigna para las rentas de capital, pero aconsejó una menor diferencia respecto de la que se aplica sobre las rentas del trabajo: “La mayor elasticidad de las rentas del capital justifica el establecimiento de tipos más reducidos para estas rentas, mientras que los incentivos a transformar rentas generales en rentas del capital conducen a aproximar esos tipos a los aplicables a las rentas generales”, se afirma en el citado informe.

Cumplimiento a medias del compromiso de coalición

De acuerdo al pacto de coalición de Gobierno, lo que ahora estaría sobre la mesa del Gobierno de coalición es elevar al menos hasta el 27% el tipo que se aplica al tramo a partir de 140.000 euros. El acuerdo de coalición también incluía elevar dos puntos la base general del IRPF para rentas a partir de 130.000 euros y cuatro puntos para un tramo a partir de 300.000 euros. En los Presupuestos de 2021 se dio un primer paso con una subida de dos puntos para rentas a partir de 300.000 euros.

La introducción de una doble escala en el IRPF fue adoptada a partir de la reforma fiscal de 2006, bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, con el argumento de aplicar una tributación más blanda con la evitar la deslocalización fiscal de los capitales. Entonces se introdujo un tipo único, del 18%, que luego se ha ido desdoblando en posteriores reformas hasta configurar una escala con cuatro tipos (19%, 21%, 23% y 26%) para diferentes tramos de rentas de capital. 

Compartir el artículo

stats