Coste de la vida

La eliminación del IVA de los alimentos básicos ha tenido un impacto desigual en la cesta de la compra

"A nivel psicológico, fue una medida que tuvo un efecto importante cuando la implantaron", argumenta Judith Panadés, profesora de Fundamentos y Análisis Económico de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB)

Una cesta de la compra que hace cinco años salía por 100 euros, ahora ronda ya los 150.

Una cesta de la compra que hace cinco años salía por 100 euros, ahora ronda ya los 150. / EP

María Jesús Ibáñez

En el último año y medio, alimentos tan básicos como las patatas o la leche han vivido oscilaciones de precios casi contrapuestas. Las primeras empezaron el pasado 2023 a 1,46 euros el kilo y están llegando un 11% más caras al ecuador de 2024. La segunda, que se encontraba a 0,95 euros el litro hace 18 meses, se ha abaratado en un 4,2%. Ambos productos se han vendido durante este tiempo con un IVA del 0%, gracias al decreto anticrisis que el Gobierno va a prorrogar unos meses más y que aprobó para tratar de paliar la escalada inflacionista que había ocasionado el estallido de la guerra de Ucrania.

Lo cierto es que el comportamiento de la cesta de la compra desde que el 1 de enero de 2023 se empezó a aplicar la exención del impuesto (en algunos casos solo fue reducción) ha sido absolutamente dispar: las lechugas han subido, los calabacines han bajado y los puerros se han mantenido, por citar solo unos ejemplos. Ante este escenario, ¿puede afirmarse que la eliminación del IVA ha funcionado como medida de apoyo a las familias?

"A nivel psicológico, fue una medida que tuvo un efecto importante cuando la implantaron. Estábamos en un momento en que los precios experimentaban una escalada que no se había visto en España en años, subían de una semana a la otra, y la rebaja del IVA supuso un alivio que evitó la caída del consumo", argumenta Judith Panadés, profesora de Fundamentos y Análisis Económico de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). La también decana de la facultad de Economía de esa universidad defiende que la medida se mantenga "al menos hasta después de este verano, que es un periodo del año en que el consumo se activa y, por tanto, los precios tienen ya tendencia a subir".

Visto que los alimentos se resisten a bajar, según ha admitido este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "nos arriesgamos a que, en caso de que el IVA regresase, se disparara el IPC a niveles cercanos al 4%, lo que supondría el doble de lo que recomienda Europa", señala Panadés. Con todo, la economista confía en que cuando la medida finalmente se retire "se produzca una situación similar a la que ya se vivió cuando terminó la subvención a los carburantes, que no sufrieron ningún efecto rebote en los precios en ese momento".

Las previsiones del Banco de España

Las previsiones de la decana de Economía de la UAB no están alejadas de las que este martes hizo el Banco de España, en la actualización de sus proyecciones macroeconómicas. El organismo prevé que de cara a los próximos trimestres, el IPC de los alimentos siga moderando su senda. En concreto, según las estimaciones hechas por el regulador, la inflación de los alimentos disminuirá desde un promedio anual del 11,1% en 2023 hasta el 4,5% en 2024 y a tasas de en torno al 2,5% en 2025 y en 2026. Pese a ello, "la ralentización de los precios de los alimentos mostrará algunos altibajos en los próximos meses", advirtió Ángel Gavilán, director general de Economía y Estadística del Banco de España, sobre todo cuando se ponga fin a la rebaja del IVA para los alimentos básicos.

Sin embargo, el presidente Sánchez ha admitido, en una entrevista en TVE, que "la evolución de los precios de los alimentos aún continúa siendo alta y, por tanto, tenemos que hacer ese esfuerzo, que es un esfuerzo enorme para las arcas públicas, pero creo que es un esfuerzo necesario para nuestros hogares", ha apuntado el presidente. El año pasado, la medida restó 1.703 millones a los ingresos previstos en las arcas del Estado, según el informe de recaudación publicado por la Agencia Tributaria.

Suscríbete para seguir leyendo