Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Activos

Una Navidad con más turrones

El sector recupera las exportaciones y el mercado interno refleja una clara tendencia de crecimiento tras las restricciones que padeció en 2020

Tienda de turrones en un centro comercial en València.

El turrón es el dulce estrella de la Navidad. Este año habrá más consumo a pesar de las incertidumbres sembradas en 2020 y la campaña será mejor de lo que a priori se esperaba. Así lo confirman fuentes del Ministerio de Agricultura, del Consejo Regulador Jijona y Turrón de Alicante y de la patronal Produlce. Ahora bien, la caída del turismo y las restricciones en la hostelería, que afectaron de lleno a estas empresas alimentarias vinculadas al canal de ventas ‘horeca’ (hoteles, bares y cafeterías), aún deja mucho margen de recuperación a las compañías del sector hasta alcanzar los niveles de negocio previos a la covid.

Las previsiones de 2021 son mejores y los distintos fabricantes han acelerado en estos meses finales del ejercicio el número de lanzamientos y novedades que aplazaron la pasada temporada. Es el caso de mercantiles como Confectionary Holdings (que agrupa las marcas ‘1880’, ‘Doña Jimena’ y ‘El Lobo’, entre otras) Delaviuda, Sanchis Mira, Turrones José Garrigos y Turrones Picó, entre otras. En Xixona, cuna del turrón de España, se producen unas 20 millones de tabletas al año con Denominación de Origen.

Las empresas turroneras prevén aumentar sus ventas este año un 5%

decoration

Miel, azúcar, clara de huevo y almendra tostada: estos son los cuatro ingredientes del turrón. Superados los problemas de falta de miel, cuya producción ha disminuido en un 35% en la Comunitat Valenciana debido a la alta mortandad de abejas y las plagas, así como de los precios del resto de materias primas, las empresas amparadas por la DO Jijona y Turrón de Alicante prevén aumentar sus ventas este año un 5% respecto a 2020.

Los fabricantes auguran una producción de 13 millones de kilogramos de turrones por valor de 400 millones, según el secretario general del Consejo Regulador del Turrón de Jijona y Alicante, Federico Moncunill. El Consejo Regulador de Jijona y Turrón de Alicante (del que forman parte una veintena de empresas) confía en culminar una buena campaña "porque se recuperan las exportaciones y el mercado interno refleja las ganas de compartir".

El grupo agroalimentario Confectionary Holding, a la hora de hablar de perspectivas, prevé cerrar el ejercicio de 2021 con una facturación superior a los 22 millones de euros. El 60% de esas ventas se concentran en la campaña de Navidad.

Perspectivas

Según esta empresa, todo parece indicar que el frío climatológico y las ganas de celebraciones (habrá que ver cómo evoluciona el índice de contagios de coronavirus y la fatídica variante ómicron) impulsarán el consumo de turrón en casi todas partes. Además, se recuperarán las exportaciones. La cifra de producción de Confectionary Holding se mantendrá por encima de los 3 millones de kilos. Las perspectivas de la compañía alicantina para este año son optimistas y responden al previsible aumento de consumo en la próxima campaña de Navidad, frente a la de 2020, gracias a la estabilización del bajo riesgo pandémico, así como a las diferentes innovaciones realizadas en todas las gamas de producto. Actualmente, el grupo exporta el 20% de sus productos a más de 40 países.

Fábrica de turrones en Xixona.

El director general de Confectionary Holding, Andrés Cortijos, prevé un crecimiento del 15-18% en las exportaciones del grupo gracias al acceso a países y clientes estratégicos entre los más de 45 países en los que vende sus productos.

En su opinión, "la cadena de suministro alineada con los nuevos perfiles y motivaciones de compra de los consumidores con el foco puesto en la generación de valor añadido e innovación, son claves para el crecimiento de la compañía". Estados Unidos, Latinoamérica y Europa siguen siendo los principales mercados importadores de turrón, mientras que en los países asiáticos aumenta principalmente la demanda de chocolates.

Mientras, Sanchis Mira, que elabora también los chocolates para la marca de distribución de Mercadona así como la enseñas ‘Antiu Xixona’ y ‘La Fama’, logró una facturación de 120 millones de euros durante 2020, un 6,7% más que en 2019. Sanchis Mira quiere aumentar la producción de parte de la almendra que utiliza para la elaboración de sus turrones, según constata un informe de Alimarket. Para ello, la compañía ha adquirido una finca agrícola. Otra de las grandes firmas del sector, Turrones Picó, prevé recuperar ventas y llegar a 16 millones de euros en 2021.

Nuevos formatos y sabores

Más allá de recetas tradicionales, las empresas alimentarias elaboran decenas de variedades entre las que destacan el turrón de yema tostada, el de guirlache o la infinidad de tipologías de turrón de chocolate. La variedad de nuevos sabores es tan diversa que algunas firmas, como Lacasa, se lanzan al de plátano meloso con crujiente de galleta, de calabaza dulce con aire de jengibre y canela, así como de frutos de invierno con fragancia de vainilla.

Algunas apuestas de un sector que mira esperanzado a las Navidades de 2021 son las siguientes: nuevos formatos, sabores e innovadores envoltorios y presentaciones. Así lo  reclaman grandes empresas del ámbito de la distribución comercial. Los fabricantes también optan por envases más respetuosos con el medio ambiente.

Compartir el artículo

stats