En la calle, en el autobús, en casa… en todos los lados ya encontramos pantallas con las que hablamos, chateamos, jugamos o nos informamos… Esta sobreabundancia de pantallas también se refleja en el deseo cada vez más temprano de los niños por un teléfono móvil. Los datos demuestran esto: ya con la edad de los 10 años, un 22% de los niños posee un móvil según los últimos datos del INE de la “Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares” de 2019.

En muchos casos, los niños obtienen un móvil para poder comunicarse o para realizar otras tareas esenciales. Pero dar un teléfono móvil a nuestros hijos conlleva una gran responsabilidad, y antes de que obtengan uno debemos educarles en un uso responsable de Internet, apps, juegos y redes sociales.

Las aplicaciones y los juegos que encontramos en los marketplaces como Play Store o Apple Store de los teléfonos móviles son muy llamativas para los niños, pues son una puerta para poder socializar y compartir con sus amigos ideas y experiencias. Pero aunque haya algunas apps educativas que ayuden a su aprendizaje, hay otras aplicaciones que no están recomendadas para su edad.

Para evitar que los niños se descarguen estas apps podemos ayudarnos de las herramientas de control parental que nos ofrecen nuestros teléfonos móviles. Los marketplaces nos proporcionan herramientas para que podamos crear interfaces seguras en las que no aparezcan aplicaciones que no son recomendadas para su edad.

¿Cómo poner control parental en Play Store?

Primero, debemos abrir la aplicación de Play Store y dirigirnos a "Ajustes", que se pueden encontrar en el icono de la esquina superior derecha. Una vez en "Ajustes", seleccionamos familia, donde encontraremos diferentes opciones, pero nos interesa la opción de control parental.

El control parental se encuentra el los ajustes de Play Store

Al hacer click, nos encontraremos una pantalla en la que no estará activado el control parental. Al activarlo, nos pedirá un código pin que deberemos recordar para activar y desactivar el control parental.

Debemos introducir un pin para activar y desactivar el control parental

Ahora, podemos establecer el control parental tanto en juegos como en vídeos. Podemos escoger según la clasificación por edad de PEGI qué tipo de juegos son aptos para nuestros hijos o hijas. Esta clasificación va desde los 3 años hasta los 18. También podemos establecer un control parental para las películas que se pueden comprar en Play Store, pero es recomendable que nuestro hijo no tenga permiso para hacer compras en los marketplaces.

Podemos activar control parental tanto para los juegos en Play Store como en las películas que se puedes comprar

Si queremos poder tener una mayor supervisión de las aplicaciones de nuestros hijos, Google nos ofrece la opción de tener Google Family Link, con el que se puede escoger qué aplicaciones queremos que tenga nuestro hijo o no, y con la que podemos también permitir o no las compras en Play Store. Ya te contamos cómo activar Google Family Link en este artículo.

Recomendaciones a la hora de dar un móvil a un niño, niña o adolescente

  • Proporciónale un móvil según sus necesidades: La edad a la que recomiendan los expertos dar un móvil es a los 12 años, pero debe depender de su educación digital, de su madurez y de sus necesidades.
  • Fomenta su pensamiento crítico: El pensamiento crítico es esencial para que nuestros hijos e hijas no se dejen llevar por la presión de tener un móvil, así como para tener un control sobre su uso.
  • Usa el control parental como una forma de supervisión, nunca de vigilancia.
  • Hacer un pacto con ellos sobre el horario de uso: Debemos pactar con ellos unos límites y unos horarios para el uso del móvil.
  • Hablar con ellos para saber qué van a hacer con el móvil.