Ahora que llega el verano, los niños y niñas están mucho más tiempo fuera expuestos al sol. Tan importante es que los adultos nos protejamos de ello usando cremas solares, como los niños.

Según estiman desde la Asociación Española de Pediatría, entre el "50% y el 80% del daño por la exposición solar que un individuo recibe durante toda la vida se realiza durante la infancia y la adolescencia". Los niños y adolescentes son más susceptibles que los adultos a las radiaciones ultravioletas, de ahí que se remarque la importancia de proteger la piel desde pequeños. "Aunque las medidas de fotoprotección son aconsejables en todas las edades, éstas deben ser más intensas en la población infantil y juvenil, ya que los niños son más susceptibles que los adultos a las radiaciones UV", señalan desde la AEP.

Durante estas etapas, con la correcta aplicación de la crema solar y otras medidas de protección solar se puede prevenir y reducir las posibles quemaduras y futuros cáncer cutáneo.

Cada cuánto se debe aplicar la crema solar en niño

Desde la AEP, señalan que para conseguir la mayor efectividad con la crema solar, se debe aplicar de 15 a 30 minutos antes de exponernos al sol. La reaplicación se debe realizar a la hora o a las 2 horas.

Cada vez que nos bañemos en el agua es necesario reaplicar la crema solar, incluso si la fotoprotección es resistente al agua o waterproof. Se sugiere que escojamos la mejor protección solar que incluya barrera hacia el agua, hacia la sudoración y hacia el frotamiento.

Cómo aplicar la crema solar en el niño

Se debe aplicar una cantidad generosa sobre la piel de nuestros hijos. Si salen del baño, es mejor esperar a que se sequen para que la absorción sea mejor. Se debe expandir por todas las partes del cuerpo que están expuestas al Sol.

Para no olvidar ninguna parte del cuerpo, podemos empezar a aplicarlo por la cara y seguir por el resto del cuerpo, sin olvidarnos de los hombros, las espaldas, rodillas y los pies.

A partir de qué edad debo aplicar crema solar a los niños

En los niños menores de 6 meses la FDA, la Asociación Americana del Medicamento, no recomienda la utilización de cremas solares, debido a que su piel es todavía muy sensible y puede tener una reacción tóxica a la fotoprotección. Por ello, se aconseja no exponer a estos bebés al sol sin ropas protectoras.

A partir de estos 6 meses, sí que se puede usar la fotoprotección y su índice debe ser mayor o igual de 25. Igualmente, se recomienda que la exposición solar de los menores sea muy reducida.

Qué tipo de crema solar escoger para los niños

Entre los 6 meses y 3 años, en los que debemos evitar que nuestros hijos e hijas se expongan mucho al Sol, es preferible que usemos crema solar con fotoprotección con filtros físicos. Estos filtros no se absorben en la piel y reflejan el Sol, por lo que en la piel quedará una capa espesa blanquecina.

A partir de los 3 años se pueden mezclar tanto filtros físicos como químicos. Los filtros químicos sí que se absorben en la piel, pero no se recomiendan en menores de esa edad por riesgo de alergias.

Otras recomendaciones para protegerse del sol

  • Si se va a estar expuesto al sol, es conveniente cubrir la mayor parte del cuerpo posible de las radiaciones solares mediante la utilización de ropa.
  • Llevar gorras y sombreros
  • Buscar siempre la sombra
  • Aunque esté nublado, aplicar fotoprotección