Manuel Colonques, cofundador del Grupo Porcelanosa, ha sido otro de los grandes protagonistas de la gala de Empresa del Año de Mediterráneo. El afamado empresario vila-realense ha recibido el premio a la Trayectoria Empresarial de manos del presidente de Prensa Ibérica, Javier Moll, en homenaje a su contribución al desarrollo económico de la provincia de Castellón.

Manuel Colonques junto a Javier Moll

Tras compartir el premio con todas las personas que le acompañan cada día y en especial con su familia, Colonques ha tenido unas palabras en recuerdo hacia sus padres: "A ellos les debo que me enseñaran los valores del esfuerzo, el trabajo y la humildad", ha declarado el empresario, que ha rememorado que toda su carrera profesional empezó con la empresa familiar vinculada a la naranja "tan ligada a nuestra tierra, siguiendo la tradición de nuestros antepasados en Vila-real".

El homenajeado ha aludido a que fue en el año 1973 cuando Porcelanosa empezó la fabricación de azulejos y citó tres factores que fueron fundamentales: "la ilusión, la confianza y, sobre todo, don José Soriano". De este último, ha dicho que su presencia en la firma fue fundamental. "Él estaba convencido de que los azulejos a fabricar debían ser de pasta blanca". Una decisión que marcó el futuro de la compañía.

El segundo factor que ha destacado ha sido que desde el minuto cero "todas las personas que formamos la empresa trabajamos con mucha ilusión". Por último, Colonques ha hecho alusión a que "tanto mi hermano Héctor como yo tuvimos siempre el convencimiento, al igual que todos los trabajadores, de que siempre tendríamos la confianza del señor Soriano".

José Benlloch, alcalde de Vila-real, ha sido el encargado de presentar al galardonado. De Manuel Colonques ha dicho que, además de humilde, cuenta con una gran calidad humana. "Cuando se enteró de que había estado propuesto para este premio me llamó y me repetía constantemente yo qué pinto allí, yo no he hecho nada más que trabajar, yo no me merezco este premio", ha enumerado a manera de anécdota.

Cercano y visionario

El munícipe vila-realense se ha referido también a Colonques como una persona próxima y visionaria. "Ser visionario es tener intuición y capacidad de interpretar la realidad que le rodea y don Manuel lo es". También aseguró que el empresario es "inconformista, valiente, insistente y que no se rinde ante las dificultades".

Pero sin duda, y a juicio de Benlloch, la gran característica que define a Colonques es el ser una persona que se pregunta el qué, el por qué y el por qué no de las cosas. Y ha citado varios ejemplos: "¿Por qué no intentamos convencer a Isabel Preysler para que sea nuestra imagen?, ¿Por qué no colaboramos por la Casa Real Británica para convencer a sus ciudadanos de que la cerámica también es una nueva opción?, ¿Por qué no abrimos una tienda en la Quinta Avenida de Nueva York?..". "Y con estos y otros muchos más por qué no, el avance ha sido imparable", ha apuntado el primer edil de Vila-real.

Manuel Colonques

Manuel Colonques Manolo Nebot

Sus pinitos como ‘groguet’

Benlloch ha explicado también que Colonques es una persona familiar que no tiene más hobby que su trabajo. No obstante, ha recordado que en su juventud jugó en tercera división en el Villarreal CF y que además es un gran aficionado a la colombicultura.

Precisamente, el presidente del Villarreal CF, Fernando Roig, ha hecho entrega a Manuel Colonques de la insignia de oro del club, en un emotivo momento en el que cofundador de Porcelanosa ha dado las gracias a Roig por todo lo que ha hecho por el submarino hasta convertirlo «en todo un campeón de Europa».

Del galardón a la Trayectoria Empresarial, Benlloch ha dicho que es un premio a lo que Colonques ha hecho, "pero sobre todo a cómo es". "Don Manuel es uno de esos ejemplos cercanos en los que la sociedad debería mirar para imitar y que deberían ser estudiados en las escuelas". 

Galardonados en la XXIV Edición de los Premios Empresa del Año