El grupo UBE lleva a cabo durante estos días una parada de mantenimiento en parte de su planta, ubicada en el polígono del Serrallo, con el objetivo de mejorar sus niveles de eficiencia y seguridad. Y para ello, la multinacional japonesa invierte más de cuatro millones de euros, tal y como han especificado fuentes de la misma a este diario.

En concreto, los trabajos, que abarcan una parte de las instalaciones de UBE en el Serrallo, se desarrollan en algunos de los bloques productivos de sus instalaciones y se centran en labores de mantenimiento, inspección, limpieza y mejora general de los equipos productivos de las diversas unidades.

En los trabajos, que comenzaron en la primera semana de septiembre (tras llevar a cabo unas labores previas) y acabarán a finales de mes, trabajan cada día alrededor de 230 personas (contratistas y técnicos externos), procedentes de empresas externas especializadas del sector, con lo que la compañía química amplía de este modo el volumen de trabajo que habitualmente comporta su actividad.

Con la parada, el grupo incorporará nuevos elementos y tecnologías que fortalecerán su competitividad, según han señalado las fuentes. Asimismo, en el curso de la misma UBE acometerá varios proyectos encaminados al aumento de la eficiencia energética y del consumo de materias primas así como de mejora en seguridad, con la incorporación de elementos técnicos de nueva generación.

Este tipo de trabajos es habitual entre las firmas del polígono del Serrallo y el año pasado UBE ya llevó a cabo una parada que duró casi dos meses y dio trabajo a 300 especialistas externos. Eso sí, la inversión fue ligeramente inferior, con 2,5 millones, según detalló la firma.

La compañía química garantiza, mientras duran los trabajos, la continuidad del abastecimiento a los clientes en base a los estocs de producto terminado almacenados previamente en las instalaciones. H