Marina Port Castelló, la empresa que gestiona los amarres para embarcaciones de recreo en el muelle de Levante del puerto, ha reducido su capital social en un 93,3% recientemente, según ha publicado el Boletín Oficial del Registro Mercantil. De esta manera, de los más de 2 millones de euros de capital de que disponía pasa a contar con 134.500. A pesar de ello, la firma «no corre ningún peligro», señala su propietario, Pedro Gimeno, que piensa agotar los «35 años de concesión salvo que venga alguien y la compre». r. olivares