Metco, como aliado tecnológico de las principales azulejeras de todo el mundo, ha completado Cersaie con una gran acogida de sus últimas propuestas ideadas para la industria cerámica.

Claudio Casolari, director comercial y de márketing de la compañía italiana revela que «en Bolonia hemos mostrado las últimas novedades en la utilización de colores superfuertes, a partir de colores digitales muy intensos. Le hemos dado la máxima naturalidad a proyectos que no quieren imitar el mármol sino, directamente, replicarlo», apunta.

Asimismo, recalca que «hemos pedido a nuestros diseñadores que no hicieran modificaciones en la esencia de las piedras y a los químicos que adaptaran los colores a la naturalización de las cristalizaciones de miles de años en mármoles o granitos; y el resultado ofrece máxima profundidad con colores que penetran en la masa».

«Nuestro gran valor añadido es que trabajamos sin una aplicación de esmaltes y cristales encima de la pieza. Y el resultado es que las baldosas de porcelánico toda masa alcanzan una resistencia superficial enorme, de última generación», expresa. Este avance tecnológico se plasma en «gráficas de 12x4 metros en las que no se repite el diseño en ningún centímetro cuadrado y que son ideales para que los prescriptores trabajen sin límites».

Sobre la feria, Casolari subraya que «ha funcionado muy bien». «Los mercados que más aprecian este trabajo son Italia y España, los más maduros y potentes, luego Rusia, que vuelve a apostar por un producto de lujo a un precio democrático», finaliza.