Los millones de ciudadanos titulares de una hipoteca --a veces al límite de los ingresos familiares-- son los destinatarios de un conjunto de medidas que ayer aprobó el Gobierno para facilitar la renegociación de los créditos si surgen dificultades para atender el pago de las cuotas. Rato explicó que "ahora estamos en un momento con unos tipos de interés muy bajos y, probablemente, en un plazo de 15 años, o más, viviremos momentos distintos", por lo que el Gobierno ha querido ofrecer facilidades "a las familias".

SEGUROS.Para las hipotecas actuales y las futuras, las entidades de crédito deberán ofrecer información sobre algún tipo de seguro que permita cubrir el riesgo de que suban los tipos. El coste de este seguro, de suscripción voluntaria, se considerará gasto deducible por vivienda en el IRPF.AMPLIACIÓN DEL PLAZO.Los clientes podrán ampliar el plazo de su crédito y la comisión por novación de la escritura será del 0,1% del capital pendiente de pago (ahora, el 1%). Esta medida será aplicable también a las hipotecas ya constituidas.CANCELACIÓN.Para los préstamos que se constituyan a partir de ahora, se establece una comisión máxima del 0,5% por cancelación de las hipotecas a interés variable.DE VARIABLE A FIJO.Cambiar de interés variable a fijo tendrá una reducción del 90% en los aranceles notariales y registrales. Cualquier otro supuesto de subrogación o novación tendrá una reducción del 75%. Ambas rebajas son sólo para los préstamos nuevos.