La Ertzaintza detuvo ayer a un tercer joven en Vizcaya, Agustín del Hierro Upategi, dentro de la operación contra la kale borroka iniciada el lunes. Está acusado de participar en los incidentes ocurridos en la Nochevieja del 2001 en Gernika, y fue localizado en los juzgados de Bilbao en compañía de su abogado, ya que se encuentra imputado en un juicio por desórdenes públicos.

El juez Baltasar Garzón ordenó ayer el ingreso en prisión incondicional de uno de los detenidos el lunes, Aketza Gallarza, y dejó en libertad bajo fianza de 6.000 euros (un millón de pesetas) al otro, Endika Lejarzegi, acusados ambos de participar en actos de kale borroka. Sin embargo, Lejarzegi habría admitido ante Garzón haber mantenido reuniones con el responsable de los comandos de ETA, Ibon Fernández Iradi, Susper. Por ello, el juez Fernando Andreu ordenó su ingreso en prisión por colaboración con ETA.