Pasqual Maragall fue designado ayer como candidato a la presidencia de la Generalitat de Cataluña por Ernest Benach, presidente del Parlamento catalán. La designación se produjo después de que éste mantuviera una ronda de consultas con los líderes de los cinco grupos de la Cámara. Maragall efectuó, a primera hora de la tarde en el Parlamento autonómico, una declaración oficial en la que, tras afirmar que aceptaba "con emoción y con orgullo" el encargo, dijo estar en condiciones de "formar un Gobierno sólido, que será estable y que sabe lo que ha de hacer y lo que quiere hacer".

En su declaración, Maragall puso un especial énfasis en desmentir los temores que genera el pacto de izquierdas en algunos sectores: "Cataluña puede estar segura, y los pueblos de España también, de que nuestra pasión por este país es una pasión constructiva y dialogante", dijo, para añadir que el suyo será un Gobierno "estable, riguroso, tranquilo y, al mismo tiempo, valiente".

PENDIENTE DE ICV-EUiA El candidato socialista tiene ya el respaldo asegurado de los 42 diputados del PSC y los 23 de ERC, y espera recibir el voto de los 9 de ICV-EUiA. En la oposición quedarán 61 diputados (46 de CiU y 15 del PP). Joan Saura no está dispuesto a aceptar el papel que el PSC y ERC han reservado a Iniciativa en el próximo Gobierno. El presidente de ICV se lo comunicó ayer a Maragall: sus nueve diputados no votarán a favor de su investidura si los ecosocialistas no ocupan una consejería de rango político que refleje que gobierna un tripartito.

Si se cumple el deseo expresado por los negociadores de los tres grupos y finalmente ICV-

EUiA se suma al Ejecutivo tripartito, Maragall será elegido presidente el próximo martes, día 16 formando una mayoría de 74 diputados. Si no se da este acuerdo, la elección de Maragall se retrasaría 48 horas, ya que en este plazo tendría lugar una nueva votación en la que le bastaría con tener el voto de los 65 diputados de PSC y ERC y la abstención de los nueve de ICV-EUiA.

Maragall expresó su voluntad de propiciar la colaboración con CiU y el PP. "Espero que esta petición y esta oferta, de eso se trata, tengan una respuesta positiva", añadió.