EL SUPREMO ratificó ayer la sentencia de cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación del exconseller valenciano Luis Fernando Cartagena (Partido Popular) por quedarse en el año 1993 con 49.081 euros de las monjas carmelitas como superávit por el cierre del hospital que estas religiosas gestionaban.