LOS CENTROS de salud mental madrileños han atendido 8.500 consultas de afectados por los atentados del 11 de marzo del 2004, una de cuyas víctimas sigue aún hospitalizada en estado vegetativo, según informó la Fundación de Víctimas del Terrorismo. Las ayudas concedidas alcanzan los 29 millones de euros.