El líder de los populares, Mariano Rajoy, mantiene, como dijo la noche del lunes en su primer debate con José Luis Rodríguez Zapatero, que el Gobierno socialista "ha agredido" a las víctimas del terrorismo. Así lo subrayó ayer en el mitin que celebró en Bilbao.

Y además de insistir en esa tesis que tanto pareció molestar a Zapatero, Rajoy dio un paso más para equiparar el reciente proceso de diálogo con ETA con el caso del GAL. Así, enfatizó que él trabajará por la derrota de la banda, y lo hará "sin atajos y sin jugar con la ley". Ante el fervor de su auditorio, aseveró que "hubo un tiempo en que sí se usaron atajos", esto es, los tiempos de Felipe González con el GAL, tal y como recordó algún asistente. Y agregó que ha sido "en los últimos tiempos los de Zapatero en los que se "ha jugado con la ley" en pro del proceso de diálogo. "No se puede jugar con la ley porque es un descrédito para el Estado".