Los barones del Partido Popular en la provincia han cerrado filas en torno al anuncio realizado por el presidente de la formación, Carlos Fabra, de optar a la reelección como máximo dirigente en el próximo congreso, justo el día en el que dos de ellos, Francisco Martínez --actual coordinador general-- y Vicente Aparici --ahora vicesecretario--, conocían que seguirán siendo pieza imprescindible en el engranaje de la nueva dirección que perfila el presidente de la formación, junto la incorporación del alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez, al nombrarlos jefes de las tres futuras comisiones de trabajo que se crearán (zona centro, sur y norte, respectivamente). La idea ha sido unánime y todos aplauden y valoran la decisión.

"Me parece perfecto. Apoyo al presidente porque el resultado electoral lo avala para seguir presidiendo el PP provincial", dice Francisco Martínez, quien afirma: "Es un líder indiscutible, creo que es el presidente de partido y de la Diputación que más ha hecho por esta provincia, a través de proyectos de infraestructuras en todos los municipios, algunas imprescindibles como el aeropuerto o el Hospital Provincial, y reclamando el AVE y el trasvase", aunque también con programas como "los POYS, las instalaciones deportivas, la electrificación rural, los de accesos... Se ha dejado la piel por la provincia de Castellón".

LÍDER INDISCUTIBLE El actual adjunto del secretario general del PP y alcalde de Sant Jordi, Luis Tena, declara: "Fabra ha demostrado ser una persona líder en Castellón, no solo en el PP, sino en todos los partidos". "Hoy por hoy no ha salido nadie capaz de ocupar su puesto y es el único líder nato, honrado y popular" que tiene la provincia, añadía, mientras valoraba la decisión de ir incorporando gente nueva en la dirección de la que él se muestra partidario de ir alejándose, "al menos en responsabilidades, pero a disposición del partido".

El actual vicesecretario del PP, Vicent Aparici, señaló ayer que "es una magnífica noticia", mientras subrayaba: "En el partido hay muchísima gente nueva, que está funcionando muy bien, tal y como se ha visto en las elecciones. El presidente tiene razón y esa gente merece estar en los puestos que hacen funcionar al partido, y él se lo conoce en toda la provincia".

Por su parte, el recién elegido diputado nacional Miguel Barrachina añadió: "Me parece un acierto porque el PP tiene en Castellón dos grandes activos, su militancia, un auténtico tesoro de 12.000 afiliados, y su presidente, Carlos Fabra, que hace funcionar como una máquina perfecta al PP, sacando lo mejor de todos e integrando a todo el mundo. Me parece una gran suerte para el PP y sobre todo para la provincia, porque es el único político capaz de enfrentarse incluso a los suyos reclamando y reivindicando lo que Castellón necesita".