INFORMES MUNICIPALES

Hay otros aspectos de la ley que el ministro de Trabajo querría retocar, pero aún no ha madurado la fórmula para hacerlo. Para conceder cualquier reagrupación, el inmigrante tiene que demostrar que dispone de medios para hacer frente a la llegada del familiar y el municipio debe expedir informes donde se certifique que dispone de una vivienda y de un entorno adecuados. Esto figura ya en la actual legislación, pero Corbacho tiene "la sensación" de que, a la hora de la verdad, "no se está cumpliendo". Cree que "debería establecerse un mecanismo que dé más garantías de que la familia dispone de las condiciones necesarias para atender a los reagrupados". Es decir, unos filtros más exigentes.

PERIODO DE 60 DÍAS

La reforma de la ley de extranjería incluirá también la ampliación del tiempo máximo de internamiento de los sin papeles, que actualmente es de 40 días y que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto ampliar a 60 días. Para éste, el plazo actual no es suficiente para gestionar los trámites de repatriación, y a veces cuando estos concluyen el extranjero ya ha sido liberado y es casi imposible su localización.

FÁCIL APROBACIÓN

A primera vista al Gobierno no le va a resultar difícil llegar a acuerdos para sacar adelante la reforma. Algunas propuestas de Corbacho y Rubalcaba habían sido avanzadas por PP y CiU.