El Tribunal Supremo comenzará a revisar hoy la sentencia del 11-M. Cinco magistrados de la sala penal empezarán a oír los alegatos de los 31 recursos de casación presentados por las acusaciones y las defensas. Los jueces del alto tribunal tienen intención de dar a conocer su decisión a finales del mes de julio.

En un tiempo récord, la mayor matanza cometida en Europa desde la segunda guerra mundial habrá pasado todos los trámites. La Audiencia Nacional dictó su fallo en noviembre. Los jueces condenaron a 21 de los 29 procesados. Tres de ellos fueron castigados como autores materiales de la matanza: Jamal Zugam, José Emilio Suárez Trashorras y Otman el Gnaoui. Sin embargo, otros tres fueron absueltos. Se trata de Rabei Osman, El Egipcio, Hassan el Haski y Yussef Beljad.

Precisamente, la absolución de El Egipcio será una de las cuestiones centrales de la revisión. La Audiencia Nacional explicó que no le podía condenar por pertenencia a un grupo terrorista, Al Qaeda, porque ya había sido castigado por el mismo delito en Italia, país en el que fue detenido en el 2004. Esa decisión permitió a los defensores de la teoría de la conspiración mantener su tesis de los vínculos entre ETA y el 11-M. Sin embargo, la fiscalía se opuso a esta interpretación al entender que Osman perteneció a dos células de Al Qaeda, una en España y otra en Italia.

Otro de los puntos calientes será la absolución del confidente Rafá Zouhier y del matrimonio Antonio y Carmen Toro como cooperadores por haber ayudado al exminero José Emilio Suárez Trashorras a facilitar el explosivo.