El Gobierno vasco finalmente subvencionará con 225.000 euros a los familiares de presos que visiten a estos en la cárcel. Una orden del Ejecutivo de Ibarretxe, dictada tras las elecciones, fijó la partida. El lendakari, Patxi López, que intentó sin éxito derogar las ayudas, ya ha anunciado que no se volverán a convocar.

El Tribunal Superior del País Vasco rechazó suspender las subvenciones, al entender que no suponen una "transgresión" a la ley de reparación de las víctimas del terrorismo, como argumentó el Gobierno. El Boletín Oficial del País Vasco publicó ayer la relación de los beneficiarios, 250.