El candidato socialista a las generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, no era, hasta el momento, un hombre de partido. No había tenido responsabilidades importantes en el PSOE y las bases casi solo le conocían por su papel en los gobiernos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Tampoco tenía un equipo. Ahora, sin embargo, se reúne con los militantes de las federaciones y cuenta, desde ayer, con un núcleo duro de colaboradores.

Tras la reunión de la ejecutiva del PSOE, el secretario de organización, Marcelino Iglesias, anunció que la secretaria de política internacional del PSOE, Elena Valenciano, dirigirá la campaña de las próximas elecciones generales, y los exministros Jesús Caldera y Cristina Narbona confeccionarán el programa.

Hay más. Según fuentes socialistas, el número dos de Valenciano será el portavoz de Interior en el Congreso, Antonio Hernando, mientras que las políticas sociales las llevará el actual ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui.

De las materias laborales y científicas se ocuparán los ministros del ramo --Valeriano Gómez y Cristina Garmendia--, mientras que el diputado del PSC Daniel Fernández se encargará de las políticas institucionales; la secretaria de Estado de Infraestructuras, Inmaculada Rodríguez, coordinará las económicas, y la consejera andaluza Micaela Navarro, las de igualdad.