Una semana antes de las elecciones locales y autonómicas del 22-M miles de jóvenes se movilizaron en muchas ciudades.