El vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que la "credibilidad de Bildu disminuye cada día en el que no pide la disolución de ETA" y ha asegurado que el Gobierno no va a "relajar la política antiterrorista". Rubalcaba ha participado en Bilbao en un encuentro con militantes socialistas en Euskadi, encabezados por su secretario general y lehendakari, Patxi López, dentro de la ronda de contactos con las bases del partido que está llevando a cabo el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno. El diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, afirma este domingo en una entrevista que pedir la disolución de ETA "no es el paso" que Bildu debe "dar en este momento", y recuerda que su formación mantiene "una actitud proactiva para que no haya violencia política". El ministro del Interior ha respondido también al planteamiento realizado ayer por el portavoz de Bildu, Peio Urizar, de "disminuir" la presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y del Ejército en el País Vasco y ha asegurado con contundencia que, "si no tienen los votos y no cambian las leyes, la respuesta es no". Rubalcaba ha afirmado también que, aunque tiene la sensación de "que se aleja la sensación de terror" que durante "mucho tiempo" se ha vivido en el País Vasco, "lo importante ahora es no equivocarse" y, por ello, ha insistido en que "lo peor que podríamos hacer es relajar la política antiterrorista". Rubalcaba ha lamentado también que la mano tendida del PSE y el PP al PNV para evitar que Bildu controlara instituciones como la Diputación de Guipúzcoa no haya fructificado porque "estaríamos en otra situación distinta".