El Gobierno de Navarra ha aprobado en sesión extraordinaria el anteproyecto de presupuestos para el 2012 en el que se prevé, con un gasto un 2,95% menor, restablecer el impuesto de patrimonio, elevar en un punto la presión fiscal a las rentas de capital mobiliario y eliminar parcialmente la ayuda de 440 euros.

Según ha indicado en conferencia de prensa el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Álvaro Miranda, el gasto total del que dispondrán los departamentos para su funcionamiento asciende a 3.711 millones de euros, a los que se suman otros 23,5 de gastos financieros.

Una cifra con la que ha asegurado se podrán mantener los servicios públicos de Salud, Educación y Políticas Sociales, que suman el 47,4% del total, al tiempo que apuesta por reactivar la actividad económica y el empleo, para lo que se han presupuestado inversiones por 280,3 millones, 134 de ellos para el TAV, y todo ello manteniendo el objetivo de que el déficit no supere el 1,3 por ciento del PIB regional.

En cuanto a los ingresos, Miranda ha precisado que se recupera el impuesto de patrimonio a partir de 700.000 euros, con 300.000 exentos para la vivienda habitual, lo que afectarán a unos 5.000 contribuyentes; se eleva del 18% al 19% el impuesto a las rentas de capital mobiliario para todos, y la ayuda de 440 euros se mantiene solo para rentas entre 9.100 y 12.000 euros netos, unos 120.000 declarantes.

Con estas medidas el Ejecutivo foral calcula que recaudará del orden de 50 millones de euros, a pesar de lo cual no ha elevado el techo de gasto previsto para el próximo año a la espera de ver cómo evolucionan realmente los ingresos públicos dado el "escenario de inestabilidad general" actual y las "expectativas inciertas a medio plazo".

En todo caso ha dicho que el Gobierno mantiene su previsión de un crecimiento del PIB del 1,9% el próximo año y un aumento del 1,7% para los ingresos en comparación con el cierre del presupuesto del 2011, por lo que la cifra global de los no financieros será de 3.407 millones.

Para llegar a los 3.711 de gasto no financiero aprobado, Miranda ha sumado un déficit de 257 millones y 47 de la diferencia entre los 134 que se invertirán en el TAV con cargo al Estado y los 87 que se debe imputar Navarra por ajustes de contabilidad nacional.