Las autoridades locales han decidido activar de nuevo el semáforo de riesgo volcánico en la isla de El Hierro, en Canarias, tras detectarse un movimiento de magma a unos 20 kilómetros de profundidad y una deformación del terreno de hasta tres centímetros. El semáforo se ha situado en color amarillo, el nivel inferior en una escala de tres (naranja y rojo).

La evolución del fenómeno no está clara, pero sí que en los últimos tres días se ha producido una reactivación de la actividad sísmica en la isla, con un total de 578 terremotos, 30 de ellos con una magnitud superior a 3 en la escala de Richter, según datos del Instituto Geográfico Nacional (IGN). Varios de estos seísmos han sido sentidos por la población en núcleos alejados de los municipios de Frontera y El Pinar.

Este miércoles por la mañana se ha registrado un seísmo de 3,2 con epicentro en el Mar de las Calmas, al sur de la zona conocida como El Julan y al oeste de la punta de La Restinga, pero en días pasados, los epicentros llegaron a situarse en tierra firme. Los especialistas consideran que los movimientos no se deben a procesos de reasentamiento del anterior episodio, sino a una reactivación de la actividad, observada desde la primavera.

Solo en dos zonas

Según informa la agencia Efe, el director general de Seguridad del Gobierno de Canarias, Juan Santana, y la responsable del IGN en las islas, María José Blanco, han precisado en una rueda de prensa que la elevación a amarillo del semáforo de información y el establecimiento de una fase de preemergencia solo afecta a dos zonas de la isla: El Julan y La Dehesa.

También han insistido en que no existe riesgo alguno para la población y en que los datos disponibles no permiten afirmar que se vaya a producir una nueva erupción en El Hierro con carácter inminente.

Blanco ha señalado que el reciente proceso de deformación del terreno ha sido rápido y ha recordado que en todo el proceso sísmico que provocó la erupción submarina del Mar de las Calmas, y que se prolongó unos tres meses, la deformación horizontal alcanzó los cinco centímetros.