El titular del juzgado de lo penal número 5 de Alicante ha condenado al exdirector del Instituto de Cultura Juan Gil Albert de Alicante Adrián E.V. a una multa de 20 meses, a razón de doce euros diarios, y a una indemnización de 6.000 euros, por un presunto delito de abuso sexual a un joven de 16 años, cometido en 2011, según ha quedado recogido en la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

Los hechos se remontan al pasado 16 de enero de 2011 cuando el acusado se encontraba en la zona del 'jacuzzi' de un gimnasio de la localidad alicantina de Alcoy, una estancia en la que también estaba el joven, de 16 años.

Según el escrito judicial, mientras el menor dormía, el supuesto responsable del delito se aproximó a él y "le tocó los genitales". A continuación, el joven se despertó y le dijo al acusado que "qué estaba haciendo", a lo que éste le respondió si "no le gustaba que le acariciasen".

De este modo, y en el apartado de fundamentos de derecho, el titular del juzgado alicantino ha expuesto que "los hechos anteriormente descritos han quedado probados tras la valoración de toda la prueba practicada en el juicio oral y, muy especialmente, por la declaración de la víctima", así como de otros dos testigos que "han corroborado datos relevantes sobre la actuación de la víctima y el acusado nada más ocurrir los hechos", y ha añadido que "la declaración" del presunto responsable "no ha resultado creíble".

En cuanto a la declaración del menor, el magistrado la ha calificado de "clara, sin contradicciones, reiterando anteriores manifestaciones en fase de instrucción, y sin que se aprecie ningún ánimo espúreo" en su testimonio.

Testimonios

Por su parte, los testimonios tanto del monitor como del director del gimnasio "corroboran lo que el menor les dijo escasos momentos después de ocurrir los hechos, lo que permitió la identificación del acusado dentro de las instalaciones".

Además, el relato del director del centro expone que el acusado fue sorprendido saliendo del gimnasio "precipitadamente sin haberse cambiado el calzado", unas chanclas, algo que, a su juicio, "no es una cosa normal". Igualmente, ha expuesto que el acusado le explicó que "se había quedado dormido y que el brazo se le había caído" sobre el chico.

Pena

A la vista de estos hechos, el titular del juzgado 5 de Alicante ha condenado al acusado "como autor de un delito de abuso sexual sin circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal", a la pena de 20 meses de multa a doce euros diarios, y a indemnizar a la víctima en la cantidad de 6.000 euros, así como al abono de costas procesales incluidas las de la acusación particular.

Contra la sentencia, que no es firme, se podrá interponer recurso de apelación en el plazo de diez días desde su notificación ante el juzgado y para la Audiencia Provincial de Alicante.