El encuentro de ayer acogió a un número importante de exmandatarios. En su mayoría, dirigentes de autonomías que hasta hace muy poco se encontraban gobernadas por el PSOE. Allí estuvieron el expresidente de Aragón Marcelino Iglesias, actual portavoz socialista en el Senado; el expresidente de la Generalitat José Montilla, que ahora también ocupa un escaño en la Cámara alta, y el expresidente de Castilla-La Mancha José Bono, cuyas relaciones con el cardenal Antonio Cañizares, que fue arzobispo de Toledo, son muy fluidas. La representación de miembros del anterior Gobierno fue amplia, con exministros como Ángel Gabilondo, Beatriz Corredor y Miguel Sebastián. La mayor parte de ellos fueron abucheados cuando salieron de la Universidad Católica de Ávila. Y junto a estos se citaron miembros del Partido Popular, también ahora en segunda fila, como el expresidente de Castilla y León Juan José Lucas y el exministro del Interior Ángel Acebes.