Los afectados por la hepatitis C se han concentrado este viernes frente al Tribunal Supremo antes de presentar una querella contra el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, y su antecesora, Ana Mato, para pedir que los nuevos tratamientos contra esta enfermedad se suministren a "todos" los enfermos.

Los asistentes al acto, la mayoría con camisetas rojas de la Plataforma de Afectados, han portado pancartas en las que se puede leer 'Recortan salud y vida', 'Tratamientos para todos' o 'Que termine la tortura, para la hepatitis C hay cura', y coreado consignas como 'No son muertes, son asesinatos'.

Caballero ha confesado no saber las razones por las que no se suministran los fármacos innovadores a todos los pacientes que lo necesitan, algo que ha dicho habrá que preguntar al Ministerio y a las comunidades autónomas.