La última encuesta realizada por la Universidad de Granada avala el tacticismo de los socialistas y la presidenta Susana Díaz para adelantar las elecciones autonómicas en Andalucía. De celebrarse hoy los comicios, el PSOE sería la fuerza más votada con el 35,2% de los votos, frente al 29,1% que obtendría el PP, el partido más votado en el 2012. La encuesta no obstante constata que todos los partidos descienden en intención de voto respecto a hace seis meses. Solo Podemos remonta y, con el 15% de los votos, se convierte en tercera fuerza política.

El último Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa), fue elaborado el pasado mes de enero y parte de las llamadas coincidieron ya con el anuncio del adelanto electoral. Constata la cada vez mayor desafección de los ciudadanos con la política, ya que aunque el porcentaje de participación se situaría en el 62,9% (levemente superior a los datos registrados el pasado verano y similar a la registrada en los comicios del 2012) casi la mitad de la población (49,4%) se muestra "poco satisfecha" con el funcionamiento de la democracia. Así, el 44% de los encuestados manifiesta un sentimiento de desconfianza hacia la política, y otro 24,6% llega a hablar directamente de "irritación".

El sondeo no realiza proyección de escaños, aunque ninguno de los partidos obtendría la mayoría para formar gobierno y tendrían que acudir a los pactos para alcanzar los 55 escaños de la mayoría absoluta. Y es que pese al tirón de Díaz, la intención de voto a los socialistas baja dos puntos respecto al mismo sondeo realizado el pasado verano (donde obtuvo el 36,87%). Este descenso no es obstáculo para romper el casi empate técnico del anterior sondeo. El PP pierde siete puntos y se sitúa con el 29,1% de los votos.

La última encuesta realizada por la Universidad de Granada avala el tacticismo de los socialistas y la presidenta Susana Díaz para adelantar las elecciones autonómicas en Andalucía. De celebrarse hoy los comicios, el PSOE sería la fuerza más votada con el 35,2% de los votos, frente al 29,1% que obtendría el PP, el partido más votado en el 2012. La encuesta no obstante constata que todos los partidos descienden en intención de voto respecto a hace seis meses. Solo Podemos remonta y, con el 15% de los votos, se convierte en tercera fuerza política.

El último Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa), fue elaborado el pasado mes de enero y parte de las llamadas coincidieron ya con el anuncio del adelanto electoral. Constata la cada vez mayor desafección de los ciudadanos con la política, ya que aunque el porcentaje de participación se situaría en el 62,9% (levemente superior a los datos registrados el pasado verano y similar a la registrada en los comicios del 2012) casi la mitad de la población (49,4%) se muestra "poco satisfecha" con el funcionamiento de la democracia. Así, el 44% de los encuestados manifiesta un sentimiento de desconfianza hacia la política, y otro 24,6% llega a hablar directamente de "irritación".

El sondeo no realiza proyección de escaños, aunque ninguno de los partidos obtendría la mayoría para formar gobierno y tendrían que acudir a los pactos para alcanzar los 55 escaños de la mayoría absoluta. Y es que pese al tirón de Díaz, la intención de voto a los socialistas baja dos puntos respecto al mismo sondeo realizado el pasado verano (donde obtuvo el 36,87%). Este descenso no es obstáculo para romper el casi empate técnico del anterior sondeo. El PP pierde siete puntos y se sitúa con el 29,1% de los votos.

ASCENSO DE CIUDADANOS

Por su parte, el pacto de Gobierno parece pasar factura a IU, que también baja sus previsiones del 10% de hace seis meses al 8,4% actual. Lo más llamativo sigue siendo el ascenso de Podemos, que pasa del 6,56% de votos en el último sondeo de Egopa a más del doble, así como el de Ciudadanos, que en la anterior oleada siquiera aparecía. Albert Rivera es el líder mejor valorado a nivel nacional (5,3), y su formación lograría el 4,6% de los votos, seguido por UPD con el 3,1%.

Respecto a la valoración de los líderes políticos andaluces, la presidenta Susana Díaz no es solo la más valorada (5 de nota) sino la más conocida, con el 86,3% de grado de conocimiento frente al 45,6% del líder del PP Juan Manuel Moreno Bonilla, que tiene una valoración de 3,7. El coordinador de IU Antonio Maíllo es conocido por el 36% de la población y recibe una nota del 3,9. No se ha incluido en la encuesta a la líder de Podemos, Teresa Rodríguez, que fue designada con posterioridad.

Respecto a los líderes nacionales, Mariano Rajoy es el más conocido (99,8%) seguido de Pablo Iglesias (96,1%) y Rosa Díez de UPD (88,1%). El secretario general de los socialistas Pedro Sánchez es conocido por el 85,8% de los encuestados, y logra una valoración de 5,3, muy parejo a la de Albert Rivera, que obtiene la máxima nota, 5,3. Por debajo del aprobado se sitúan Rajoy con un 3,3, Pablo Iglesias con 3,7 o Díez con 4,5.

Por su parte, el pacto de Gobierno parece pasar factura a IU, que también baja sus previsiones del 10% de hace seis meses al 8,4% actual. Lo más llamativo sigue siendo el ascenso de Podemos, que pasa del 6,56% de votos en el último sondeo de Egopa a más del doble, así como el de Ciudadanos, que en la anterior oleada siquiera aparecía. Albert Rivera es el líder mejor valorado a nivel nacional (5,3), y su formación lograría el 4,6% de los votos, seguido por UPD con el 3,1%.

Respecto a la valoración de los líderes políticos andaluces, la presidenta Susana Díaz no es solo la más valorada (5 de nota) sino la más conocida, con el 86,3% de grado de conocimiento frente al 45,6% del líder del PP Juan Manuel Moreno Bonilla, que tiene una valoración de 3,7. El coordinador de IU Antonio Maíllo es conocido por el 36% de la población y recibe una nota del 3,9. No se ha incluido en la encuesta a la líder de Podemos, Teresa Rodríguez, que fue designada con posterioridad.

Respecto a los líderes nacionales, Mariano Rajoy es el más conocido (99,8%) seguido de Pablo Iglesias (96,1%) y Rosa Díez de UPD (88,1%). El secretario general de los socialistas Pedro Sánchez es conocido por el 85,8% de los encuestados, y logra una valoración de 5,3, muy parejo a la de Albert Rivera, que obtiene la máxima nota, 5,3. Por debajo del aprobado se sitúan Rajoy con un 3,3, Pablo Iglesias con 3,7 o Díez con 4,5.