El Consejo de Gobierno de Aragón ha aprobado hoy la creación de los colegios de Infantil y Primaria Zaragoza Sur, en la capital aragonesa, y el Cuarte III en el municipio de Cuarte de Huerva (Zaragoza) con el fin de que entren en funcionamiento el próximo curso 2016-2017.

La constitución administrativa de ambos colegios implica, ha explicado Pérez, supone crear la figura del equipo directivo y la asociación de Padres y Madres.

Ambos colegios contarán con nueve unidades de Infantil de segundo ciclo (3-6 años) y 18 de Primaria con una previsión para matricular 25 alumnos por aula.

En la primera fase se construirá el aulario de Infantil y el de Primaria en la segunda, ha informado la consejera.

No obstante, las unidades y enseñanzas que se pongan en funcionamiento en cada uno de los centros podrán incrementarse excepcionalmente en función de las necesidades de escolarización.

Ambos centros cuentan con un informe favorable del Consejo Escolar de Aragón.

La consejera ha anunciado que para el próximo viernes ya está convocada la primera mesa técnica para la construcción del colegio Zaragoza Sur, a la que se han presentado doce ofertas.

Este centro estará ubicado en la calle Antonio Vivaldi de Zaragoza, entre los barrios de Rosales del Canal y Arcosur.

El objetivo es que las obras de ambos centros empiecen a finales de diciembre principio de enero y con un plazo de ejecución de seis o siete meses.

El acuerdo plurianual para la construcción del Cuarte III supone una inversión total de 6.214.000 euros de los que 3.387.000 se aportarán en 2016 y 2.287.000 en 2017.

La licitación para la construcción de esta escuela se publicará en breve en el perfil del contratante del Gobierno de Aragón.

El Cuarte III será bilingüe en inglés de acuerdo con el programa del British Council.

La consejera ha recordado que la construcción de este centro contaba con un millón de euros de los fondos Feader europeos que se perdieron al tardar un año en redactar el proyecto por parte del anterior ejecutivo.

"Un modelo de gestión francamente deficiente" del anterior ejecutivo que según el portavoz del Gobierno, Vicente Guillén, ha obligado a una reprogramación presupuestaria de los centros de Salud de Mosqueruela (Teruel) e Illueca (Zaragoza).

El motivo, ha explicado en la rueda de prensa es que al no haberse hecho las obras de estos equipamientos sanitarios se han perdido los 330.000 euros de fondos europeos previstos para Mosqueruela y el millón de euros para el de Illueca, lo que ha obligado al Gobierno a acordar la modificación de la financiación y las anualidades para su construcción, que tendrá que asumirse con fondos propios.

La, a su juicio, deficiente gestión del anterior Ejecutivo, también ha supuesto que el Plan Impulso para convocar plazas para disminuidos psíquicos, dotado con tres millones de euros, no disponga de cobertura financiera.

Ante esta situación, Guillén considera que los distintos departamentos del Gobierno de Aragón deberían analizar todos los expedientes para comprobar todos los fondos que se hayan podido perder.