Las comunidades autónomas han notificado este lunes al Ministerio de Sanidad 7.209 nuevos casos de COVID-19 durante el fin de semana, 831 de ellos diagnosticados en las últimas 24 horas. Estas cifras son inferiores a las del mismo día de la semana pasada, cuando se notificaron 8.167 positivos.

La cifra total de contagios en España se eleva ya a 3.764.651 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 92,46, frente a 95,91 el viernes. En las pasadas dos semanas se ha registrado un total de 43.871 positivos.

En el informe de este lunes se han añadido 37 nuevos fallecimientos, en comparación con 16 el lunes pasado. Hasta 80.689 personas con prueba diagnóstica positiva han fallecido desde que el virus llegó a España, de acuerdo con los datos recogidos por el Ministerio. En la última semana han fallecido 59 personas con diagnóstico de COVID-19 positivo confirmado en España.

Actualmente, hay 2.832 pacientes ingresados por COVID-19 en toda España (2.856 el viernes) y 770 en UCI (793 el viernes). En las últimas 24 horas, se han producido 231 ingresos (299 el viernes) y 117 altas (381 el viernes). La tasa de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 2,30 por ciento (2,32% el viernes) y en las UCI en el 8,23 por ciento (8,46% el viernes).

Entre el 11 y el 17 de junio, las comunidades autónomas han realizado 616.812 pruebas diagnósticas, de las cuales 399.839 han sido PCR y 216.973 test de antígenos, con una tasa global por 100.000 habitantes de 1.311,63. La tasa total de positividad se sitúa en el 4,15 por ciento, frente al 4,22 por ciento del viernes.

Incidencia acumulada

Además, la incidencia acumulada por coronavirus ha bajado 3,9 puntos, hasta 92 casos por cada 100.000 habitantes desde el viernes y solo una comunidad, Andalucía registra un índice de transmisión alto, por encima de 150, mientras que 4 superan los 100 casos, cinco están por debajo 50 en nueva normalidad, y el resto en grado medio de contagios.

Así lo ha dicho el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien ha manifestado que la ocupación hospitalaria desciende porque los casos más detectados son en los grupos más jóvenes de la población, con un impacto menor en cuanto a letalidad y hospitalización.

"Desgraciadamente sigue habiendo fallecidos", ha dicho el experto en rueda de prensa, aunque ha incidido en que las cifras van disminuyendo por debajo de los cien decesos en siete días y este lunes la cifra es de 59 para la última semana.

Según Simón, desde hace 8 semanas la pandemia está estable, aunque a pesar de la buena evolución ha pedido que se mantengan las medidas de seguridad, mientras destacaba que el plan de vacunación ha protegido a los mas vulnerables. 

En este sentido, Simón ha respetado que Andalucía recomiende seguir llevando la mascarilla en exteriores a partir de este sábado, una vez decaiga su uso obligatorio.

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha anunciado este lunes que el Gobierno andaluz "recomendará" a la población mantener el uso de la mascarilla en exteriores, aunque el Ejecutivo central libere de dicha obligación.

En rueda de prensa, Simón ha señalado que entiende esta posición teniendo en cuenta que dicha comunidad autónoma tiene la incidencia acumulada "más alta de todas las comunidades autónomas". "Entiendo la posición de Andalucía. Es la única comunidad autónoma que está por encima de 150 en la incidencia acumulada. Hay que tener más cuidado que en el resto del país", ha detallado.

Simón: “El uso de la mascarilla se va a relajar en algunas situaciones, pero no en todas” Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EFE

Sobre las características de la retirada de la obligación del uso de mascarillas, Simón ha indicado que "su uso se va a relajar en algunas situaciones, no en todas". "En exteriores, mientras se puedan mantener, una serie de condiciones como aglomeraciones y grupos grandes", ha sostenido.

El epidemiólogo ha apuntado que la propuesta de la Ponencia de Alertas para la retirada de las mascarillas va a ser "muy comedida, con una evolución muy progresiva que no va a suponer riesgo alguno". "Recuerdo que las mascarillas seguirán siendo obligatorias en algunas circunstancias, como en espacios cerrados", ha remachado.

Simón ha recordado que se trata de "un cambio legislativo" basado en criterios técnicos de la Ponencia de Alertas, donde están representados el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas. "Llevamos hablando de esta situación al menos tres semanas. Se ha hablado en dos ponencias por videoconferencia donde se ha discutido detalladamente y otra por correo electrónico con los borradores para llevar a cabo la modificación legal. Las comunidades autónomas están bien informadas. Ha sido una propuesta de la Ponencia de Alertas y no del Ministerio", ha defendido.

En cualquier caso, el epidemiólogo ha insistido en que "si alguien quiere seguir llevando la mascarilla, bienvenido sea". "Cuando sienta que hay demasiada gente a su alrededor, se la pone tranquilamente y no pasa nada. Que no sea obligatoria no implica que se la tenga que quitar, tenemos que ser todos conscientes. No cuesta nada llevar una mascarilla en el bolsillo y cuando veamos situaciones que puedan entrañar riesgo ponérnosla", ha manifestado.

Vacunación

Por otro lado, la campaña de vacunación contra el coronavirus avanza en España y la inoculación de casi 950.000 dosis durante el fin de semana ha permitido llegar ya al 30,4 por ciento de la población con pauta completa, mientras las cifras de españoles con al menos una dosis se acerca a la mitad de la población.

En concreto, son 23.200.566 ciudadanos los que tienen al menos un pinchazo, y que suponen el 48,9 por ciento de los españoles, y 14.431.683 los que disfrutan de la pauta completa que facilita la inmunización contra la covid-19, según datos ofrecidos en rueda de prensa por la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón.

Más del 30% de la población española tiene ya la pauta completa de vacunación contra la COVID Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EP

Las dosis administradas desde el viernes suman 945.605 unidades, y la semana pasada ha sido la tercera consecutiva en que las comunidades autónomas inoculan más de tres millones de dosis, ha destacado Calzón, quien ha anunciado que las próximas entregas de cuatro millones de dosis permitirán alcanzar los objetivos.

El hito de lograr el 50 por ciento de la población con al menos una dosis está cerca, cuando se va a cumplir medio año del inicio de la campaña, aunque lleva unos días de retraso la previsión que había fijado para la semana pasada el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de superar el umbral de los 15 millones de inmunizados.

Los siguientes retos, que la secretaria de Estado confía en alcanzar a tiempo, son contar el 19 de julio con el 50 por ciento de la población con pauta completa y el 70 por ciento inmunizado a finales de agosto.

Silvia Calzón se ha mostrado convencida de que tras el "ligerísimo retraso" debido a problemas de producción en la vacuna de Janssen, esta misma semana, a lo sumo en dos o tres días, se llegará a los 15 millones con pauta completa.

Ayudarán a ello los más de cuatro millones de dosis que se esperan recibir en los próximos días de los distintos laboratorios: 3.040.830 dosis de Pfizer, 511.000 de Astrazeneca, 132.000 de Janssen y 350.000 de Moderna.

Calzón también ha revelado que las comunidades han emitido ya más de 1.800.000 certificados digitales en sus tres modalidades y que los controles de puertos y aeropuertos españoles han podido leer más de 12.000 certificados de viajeros procedentes de otros países miembros de la Unión Europea.