La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha asegurado que hay un “debate” ahora mismo entre comunidades autónomas y Gobierno sobre la posibilidad de imponer el pasaporte covid “para acceder a determinados establecimientos y acreditar usos distintos a los que se ha validado”, como ya ocurre en Galicia y Canarias. “Tenemos que dar respuesta a la pandemia, eso es siempre una prioridad, eso es lo urgente porque si no abordamos la pandemia no habrá recuperación del sector turístico”, ha añadido Maroto. Según las cifras del Gobierno, en la actualidad en España hay 11 millones de certificados covid emitidos (hasta el lunes).

Sanidad y las comunidades volverán a reunirse esta tarde en el Consejo Interterritorial con las diferencias de criterio respecto al uso del 'pasaporte covid' para acceder al interior de algunos establecimientos y el debate abierto por la petición de más vacunas en un momento en el que España lidera la campaña mundial.

Dos comunidades, Canarias y Galicia, ya piden tener la pauta completa de vacunación o una prueba negativa para poder entrar a los establecimientos de hostelería en los municipios o zonas de alta incidencia, una alternativa que también han adoptado algunos países europeos.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ya preguntada por la posibilidad de utilizar el certificado digital de la UE con esa finalidad, recalcó el carácter europeo de ese documento y que su objetivo es facilitar la movilidad entre países, avalando que su usuario está vacunado, ha pasado la enfermedad o dispone de una prueba diagnóstica negativa. Darias hizo hincapié en que es necesaria una regulación legal para permitir el uso que propone Galicia de ese documento, ya que, aclaran a Efe fuentes de Sanidad, el certificado digital europeo de momento solo está aprobado para facilitar la movilidad entre países y hay que ver desde el punto de vista legal cómo se le puede dar otros usos.

La nueva reunión del Interterritorial se produce además en un momento en el que España lidera el ránking mundial de la vacunación frente a la covid-19, si bien muchas comunidades vienen desde hace días exigiendo más dosis y así lo trasladarán también a la Conferencia de Presidentes.

Voces en contra

Pero mientras en estas dos autonomías es ya un hecho, otras lo rechazan de plano: esta medida se ha descartado por el Govern catalán para evitar "perjudicar" a quienes aún no han recibido la vacuna. "En estos momentos, no es una realidad", dijo ayer la portavoz del Govern, Patricia Plaja, que no ha descartado que en un futuro la Generalitat estudie su implementación porque "las cuestiones relacionadas con la pandemia son muy cambiantes y volátiles".

De la misma forma, el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, no ve "oportuno" ni "correcto" que se aplique la opción de pedir el certificado hasta que no se haya dado la posibilidad de vacunación a toda la población.

Otra comunidad que no lo contempla es Madrid, que "de momento" no prevé solicitar ningún documento en hostelería o lugares de ocio, pero ha exigido al Ministerio de Sanidad que "por una vez ejerza labores de coordinación" para su aplicación.

En esa misma línea se manifestó Castilla-La Mancha, cuya portavoz, Blanca Fernández, afirmó que esta medida debe adoptarse en el marco nacional, porque "si no, volvemos locos a los ciudadanos y a los turistas".