Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Izquierdas

El acto que prepara Oltra con Yolanda Díaz acentúa los recelos en Més Compromís

Iniciativa organiza un encuentro en València entre las dos vicepresidentas, Ada Colau y Mónica García que refuerza la idea de la alianza de izquierdas

Mónica Oltra y Yolanda Díaz, en su encuentro reciente en València.

El acto que la vicepresidenta del Consell y lideresa de Compromís, Mónica Oltra, está preparando con la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, y otras mujeres referentes de partidos de izquierdas como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (Barcelona en Comú), o la, portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid, Mónica García, ha acentuado los recelos que ya existían en Més Compromís (el antiguo Bloc), socio mayoritario de la coalición valencianista. La versión oficial es que el encuentro se enmarca en los preparativos que Iniciativa del País Valencià (la otra pata junto con Els Verds de Compromís) está organizando de cara a su congreso del 15 de enero, pero el plantel de invitadas refuerza esa idea de la confluencia electoral de izquierdas por la que apuesta Yolanda Díaz y que lleva camino de convertirse en un campo de minas.

De hecho, este encuentro previsto para finales de año y que Iniciativa defiende como una reunión de mujeres con experiencia en la gestión ha generado un terremoto con ondas sísmicas en Més Compromís, que se extiende también a los otros actores afectados, como Unidas Podemos o el Más País de Íñigo Errejón. Por lo pronto, el acto ha causado sorpresa ya que se está preparando al margen de la coalición. Voces de peso del antiguo Bloc consideran que el movimiento de Oltra es un error que ahonda en las fricciones ya preexistentes. Desde que Yolanda Díaz comentó a agitar su idea de un proyecto electoral que lograra reunir a los partidos que están a la izquierda del PSOE pero superando las siglas, Més Compromís ya dejó clara su línea roja: ninguna alianza tutelada desde Madrid que solape lo que consideran una marca de éxito. No renunciar a las siglas es un requisito irrenunciable, pero este espacio que supere los partidos es precisamente lo que hace diferenciado al proyecto de Yolanda Díaz.

Mónica Oltra ha evitado hasta ahora posicionarse abiertamente a favor sobre esta alianza y se limita a mostrar su simpatía con Díaz. Así lo hizo cuando ambas se reunieron en València hace un mes. Recientemente, en una entrevista en TVE, Oltra dio un paso más al admitir que sería bueno un proyecto electoral sin siglas. En este contexto, el acto en València con Yolanda Díaz , Ada Colau y Mónica García supone un escaparate de primera para potenciar ese proyecto de mujeres de la izquierda con peso e imagen propia al margen de las siglas.

Fuentes de Més Compromís recordaron ayer que el debate sobre posibles alianzas electorales para unos comicios generales no está encima de la mesa. "Los partidos que conforman Compromís lo hablarán cuando llegue el momento y será un debate más de ideas que de personas con las líneas rojas que siempre ha tenido Més: que la política se haga desde el País Valencià", apuntan.

Cabe recordar que el socio mayoritario de Compromís quedó escaldado con la experiencia de las dos campañas electorales de las generales de 2015 y la repetición de 2016 cuando Compromís y Podemos (después también EUPV) formaron las coaliciones És el Moment y A la Valenciana con momentos de tensión entre ambos partidos. Compromís obtuvo muy buenos resultados (hasta cinco diputados en el Congreso), pero la relación con el entonces líder de Podemos, Pablo Iglesias no fue buena. En los últimos comicios, Compromís selló su alianza con el partido de Errejón, aunque Oltra en un principio era partidaria de seguir con los podemitas. En todo caso, desde Més se apunta que abrir ahora un debate cuando las primeras elecciones podrían ser las municipales es un desacierto absoluto ya que es "pueblo a pueblo" y con la marca donde se pelean los votos.

En Compromís no faltan voces que interpretan este movimiento de Oltra en términos de notoriedad personal. La carrera política de Mónica Oltra ha sufrido baches y ahora está en el punto de mira de la oposición por la sentencia de los abusos sexuales a una menor por parte de su exmarido en un centro tutelado por la Generalitat. Además, ha protagonizado varios encontronazos con el PSPV en el seno del Botànic. Formar parte de un proyecto que trasciende la Comunitat permite promocionar su figura política fuera del territorio valenciano, pero (y ese es el temor en Més Compromís) no fortalece el proyecto de la coalición ni el Botànic. De hecho, en algunos sectores el malestar es de tal calibre que invitan a la vicepresidenta del Consell ha decidir ya si quiere seguir sola.

En Iniciativa se insiste en desvincular el encuentro de estas lideresas de la confluencia electoral y se defiende su autonomía como partido para organizar su congreso: "Se trata de propiciar lugares de encuentro y escuchar sin la taquicardia de los procesos electorales". E insisten en la idea de poner los cuidados en el centro y potenciar el feminismo.

Compartir el artículo

stats