Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Violencia de género

Un hombre pega fuego a la entrada de la vivienda de su expareja en Gran Canaria

La Guardia Civil detiene al supuesto autor por un delito de violencia de género

Los restos del incendio en la puerta y la fachada del inmueble.

La Guardia Civil detiene por violencia de género a un hombre que supuestamente pegó fuego a la entrada de la vivienda en la que reside su expareja en la localidad grancanaria de Vecindario, en Santa Lucía, la pasada madrugada. La víctima sufrió quemaduras y tuvo que ser atendida en un centro hospitalario.

Los hechos sucedieron en la mañana de este martes. Sobre las cuatro y media se personaban los bomberos en un inmueble situado en la calle Mallorca alertados por un incendio que afectaba al exterior de una vivienda terrera. Sin embargo, lejos de ser un caso accidental, las investigaciones apuntan a que este suceso pudo haber sido ocasionado por una persona que pudo haber tratado de esta forma de atemorizar o causar daños graves a la que fue su antigua pareja.

La víctima sufrió algunas quemaduras, por lo que fue traslada por su padre al centro de salud de El Doctoral, en el citado municipio, donde recibió las primeras curas. Y, desde allí, tuvo que acudir a un centro hospitalario por la situación de angustia que estaba viviendo.

La Guardia Civil ha abierto una investigación de lo sucedido, y ha detenido al supuesto autor por un delito de violencia de género.

La fachada del inmueble presentaba en la tarde de este martes todavía los efectos del fuego, que afectó a la puerta, que sufrió importantes daños, y a la fachada que lo rodea. Una valla del Ayuntamiento y una cinta policial advierten a los peatones del peligro de transitar por la acera. Además, la puerta se mantenía abierta, por los daños que sufrió.

Las llamas alcanzaron varios metros de altura, poniendo en peligro a las personas que se encontraban en el interior. Sobre todo, porque las ventanas anexas que dan a la calle cuentan con barrotes de seguridad.

El Servicio de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia 112 en Canarias atendió 15.473 llamadas el año pasado, con una subida anual de seis puntos. En cuanto al perfil del agresor, casi la mitad de los casos (48%) era la pareja actual y en un 25% la expareja.

Compartir el artículo

stats