50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tragedia en el Atlántico

Ramón Porto, capitán del 'Playa Menduiña Dos': “Fue muy duro, al menos salvamos a tres personas, no encontramos a nadie más”

“El barco se fue a pique muy rápido. Tuvo que entrarle agua, agua, agua… No quedó ninguna burbuja de aire”

Jorge Blanco (2º puente), Ramón Porto (capitán), Eduardo Sánchez (jefe de máquinas), Uxío Vidal (primero de máquinas), José Gallego (primero de puente) y Endika Fernández (observador), de izquierda a dcha.

A una velocidad de 10,3 nudos, el pesquero 'Playa de Menduiña Dos' dejaba atrás, la madrugada del domingo, el puerto de St. John’s. Y no solo eso. Tras de sí, se despedía de los tres únicos supervivientes del buque 'Villa de Pitanxo', y de siete cadáveres.

Y de mucha presión. “Yo no me imaginaba que esto fuera tan duro. Sabíamos que teníamos presión, pero, una vez que salió toda esta gente fuera del barco, quedó todo más relajado. Por lo menos para sacarnos el peso de encima, se respiraba un ambiente... muy serio”.

Conversa, desde el caladero de NAFO, el patrón del barco de la armadora Moradiña. Se llama Ramón Porto.

Nunca se han visto en una situación así.

Jamás, jamás. Esto es muy fuerte. Esto es de película. Tremendo.

Le avisan de acudir a la zona. ¿Esperaba encontrarse algo así?

Nunca, nunca esperaba encontrarme eso. Pensé que tenía algún problema el barco, que rompiera algún cristal del puente, pero nunca imaginé que fuera a encontrar ese… no sé ni cómo decirlo. Fue tremendo. Ese panorama. Cuando me fui acercando y vi un barco portugués por el norte, a diez millas… Entre el barco portugués y nosotros no vi el otro eco en el radar, donde tenía que estar [el 'Villa de Pitanxo']. Ahí ya...

Temió lo peor.

Claro. Cuando nos fuimos acercando empecé ver luces, cosas por el mar, y me di cuenta que había una tragedia.

Y no encontraron nada del barco.

El barco se fue a pique muy rápido. De la manera en que se fue, tuvo que entrarle agua, agua, agua… hasta que se hundió. No quedó burbuja ninguna de aire. El barco tenía carga, tenía estabilidad. Siempre tienen estabilidad, pero tienes dobles fondos con gasoil, tienes la carga en la bodega… Aunque se te corra la carga, es difícil que dé vuelta el barco, que se ponga con la quilla al sol.

Parte de la tripulación del 'Playa Menduiña Dos'. Cedida

Ustedes estaban faenando también en la zona.

Estábamos 40 millas más al sur. Tengo que decir que estaba fresco, pero no estaba tan malo. De hecho yo pude soltar mi bote de rescate para acudir a esta gente, pude soltarlo. La gente ahora claro… Horas más tarde sí que el pronóstico del tiempo era peor, la cosa fue cambiando. Mi intención era ir al sur e ir a la capa, venía más mal tiempo. Nosotros tenemos los partes meteorológicos, los vamos viendo y barajando, valorar si puedes trabajar o no. Yo estaba pensando en quedarme a la capa. Así que pasa la borrasca empieza a engordar el mar. Lo siento mucho, sobre todo por esa gente que perdió a sus seres queridos. Nosotros hicimos lo que pudimos, estoy contento porque al menos hemos salvado a tres personas. Los demás… no pudimos hacer nada más, no encontramos a nadie más.

¿A cuántos localizaron?

Encontramos a seis, otro lo encontró el [barco] portugués. En la balsa había tres personas con vida y cuatro fallecidos. Y después recogimos dos en el mar, que son los seis. Cuando pusimos proa a St. John’s nos transbordó un cadáver el barco portugués. Me pidió hacer maniobra, no tenía sentido ir los dos a lo mismo. El trato en Canadá fue muy bueno, nos recibieron de maravilla, muy bien. Digo de verdad que nunca pensé que teníamos tanta carga encima. Una vez que marchó y el barco quedó sin nadie, pensaba en lo que habíamos hecho… Tremendo. Ha sido muy duro. Ahora ellos están en tierra.

¿Alguna vez ha tenido un accidente?

A mí nunca me pasó nada. Hay mala mar, sobre todo en invierno. Sabemos hasta qué punto podemos llegar. Sí que hay olas grandes, pero los barcos son muy seguros. Lo que pasó aquí no tiene nada que ver con lo que están diciendo por ahí. Estamos hablando de que pasa una cosa de estas porque hay algún motivo. ¿Cuál? No lo sé, pero lo hay. Un barco no se va a pique así… porque sea un barco malo. Son muy fuertes, aguantan muy bien el temporal. Hoy tenemos la suerte de que tenemos los partes meteorológicos cada hora, por eso barajamos si es bueno ir más al norte, más para el sur… buscamos la parte donde mejor podemos capear.

Ya han regresado a zona de pesca.

Sí, terminaremos en 25 días o así, un mes. A mí lo que me gusta es decir la verdad, están hablando que si el temporal… Claro que hay temporales aquí, lo sabe todo el mundo, en invierno son aguas que son bravas. Las borrascas pasan por la plataforma de Terranova, ahí levanta mucho mar. Y es duro. Pero tampoco es lo que están diciendo, esto no es el infierno en la tierra.

Es en lo que han incidido en la cooperativa de armadores [por ARVI].

Exactamente, nosotros estábamos faenando. Teníamos un poco menos de viento y mar, pero estábamos a 40 millas. Algo le pasó… Que lo diga el capitán, eso ahí no lo sé, eso tiene que quedar para la investigación, que ellos vean qué pudo ser. Tenemos que aprender de estas cosas. Aquí en este caladero las aguas son muy gélidas, los equipos de seguridad son buenos, pero tenemos que ir mejorando. Mejorar en equipos, en más formación.

Un grupo de tripulantes remitió un escrito a FARO en ese sentido, con cosas a mejorar.

Estos trajes que tenemos claro que son buenos, porque caes al mar y, si te metes en la balsa, puedes salvar la vida. Pero si no te metes en la balsa estás muerto. En poco más de media hora estás KO. Tenemos que ir mejorando. Y lo que le pasó a ese barco, seguramente… Es muy difícil verse en una situación así, el caos tiene que ser tremendo a bordo. Pero tenemos que ir mejorando en seguridad en la mar. Es como todo, hace unos años los coches no tenían el cinturón de seguridad atrás, airbags… Las cosas han ido cambiando. Y aquí también, no podemos estar como hace veinte años, debemos ir avanzando en seguridad.

Compartir el artículo

stats