Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Relevo

Feijóo forja con discreción la nueva cúpula del PP

El hermetismo del futuro presidente sobre su nuevo equipo tiene en vilo a los cuadros del partido

Alberto Núñez Feijóo. José Luis Roca

"En 13 años nunca se ha filtrado el nombre de ningún consejero de la Xunta de Galicia", se jacta uno de los colaboradores que Alberto Núñez Feijóo se llevará a Madrid para su nueva etapa como presidente del PP. "Id acostumbrándoos: si Feijóo tiene 10 días para tomar una decisión, agotará los 10 días", dice un exmiembro de la dirección de Mariano Rajoy que lo trató la pasada década. El dirigente gallego (Ourense, 60 años) acabará la próxima semana coronado como líder de los populares en el congreso que se celebrará en Sevilla el viernes y el sábado. Allí tiene que dar a conocer a su nuevo equipo: una lista con 35 nombres para el comité ejecutivo nacional, entre los que debe incluir por estatutos a su secretario general, y otra de 30 personas para la junta directiva (el máximo órgano entre congresos).

En el congreso o días más tarde, si quiere, concretará su comité de dirección, para el que podría fichar a otras personas que no estén incluidas en esos dos grupos para ser sus vicesecretarios. Una cadena de decisiones que tiene en vilo a todo el partido. "Nadie sabe nada. Y a mí, si me hubiera llamado, no te lo diría. Es tan hermético que estoy seguro de que se lo tomaría fatal si se supiera antes de que él lo dijera", afirma un diputado con galones en el partido.

Varios barones autonómicos consultados por EL PERIÓDICO, diario perteneciente al mismo grupo de comunicación que este medio, consideran que Feijóo, tras la sacudida que ha sufrido este mes de febrero con la caída de Pablo Casado, debe "coser" y "pacificar" el PP. "Esta vez este congreso sí tiene que ser de unidad", señala uno de los dirigentes autonómicos en referencia a que Casado no incluyó a nadie del núcleo duro del equipo de Soraya Sáenz de Santamaría, con la que se enfrentó en la votación final. De los 35 nombres del comité ejecutivo nacional, la exvicepresidenta solo consideró como "propios" a cinco (Cuca GamarraCarlos IturgaizMari Mar BlancoSergio Ramos y Miguel Barrachina).

Báñez, la secretaria general de Santamaría

Se quedaron fuera de aquella cúpula los principales colaboradores de Sáenz de Santamaría: José Luis AyllónÍñigo de la Serna y Fátima Báñez. Cosas de la vida, Báñez, que habría sido la secretaria general de la exvicepresidenta, suena ahora también para ese puesto. Es uno de los pocos nombres que se repiten con naturalidad estos días en las filas del PP. La exministra de Trabajo es en estos momentos presidenta de la Fundación CEOE.

Los populares se citan en Sevilla el próximo viernes para un congreso que varios barones piden que "esta vez sí sea de unidad"

decoration

Con estos antecedentes y la posterior laminación de los sorayistas en los territorios y en los grupos del Congreso y el Senado, una operación que ejecutó Teodoro García Egea, varios barones consideran que esa "unidad" que le piden a Feijóo debe verse en su comité ejecutivo, donde es habitual tener representantes de todos los territorios, y, sobre todo, en el comité de dirección (secretario general y vicesecretarios). "No tengo ninguna duda de que así será", afirma uno de los dirigentes territoriales que respaldó al político gallego para acelerar el cambio de ciclo.

Este barón teme que, como en esa operación para descabalgar a CasadoIsabel Díaz Ayuso tuvo un papel protagonista, Feijóo se sentirá doblemente en deuda con ella y la mimará con varios representantes del PP de Madrid en la cúpula. En la Puerta del Sol, no quieren revelar detalles y solo repiten que esperan que una "junta directiva nacional ponga fecha cuanto antes al congreso" interno de la formación, origen de la guerra entre la presidenta madrileña y Casado. Según sus cálculos, será, como tarde, en junio.

El adiós definitivo de Casado

En Sevilla, el todavía presidente del PP pronunciará su discurso de despedida ante el partido, como él quería. Será el momento de saber qué ha decidido hacer con su acta de diputado, si seguirá o no en su escaño. Estas semanas de transición, tras haber dicho adiós al Congreso el 23 de febrero, una vez que ya había decidido dejar paso a Feijóo, ha mantenido un perfil muy bajo.

Casado habrá estado al frente del PP 1.350 días, el segundo líder del PP con el mandato más breve tras Antonio Hernández Mancha (712).

Compartir el artículo

stats