50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PSOE

Héctor Gómez: "No renunciamos a reformar la financiación en esta legislatura"

El portavoz de los socialistas en el Congreso califica de "erráticos" los primeros pasos de Feijóo como nuevo líder del PP: "Le pedimos que se tome la política de pactos en serio"

El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, visita la Comunitat Valenciana con varios actos de partido, incluida una reunión con Ximo Puig, en una semana en la que la financiación autonómica, o más bien, su falta de avances, ha marcado la agenda política. A las acusaciones cruzadas entre los partidos valencianos se suma Gómez apuntando al PP y a Feijóo. Asegura que todavía no renuncia a que se cambie el sistema de reparto en esta legislatura, aunque tampoco se compromete a ello.

¿Ha cambiado la relación con el PP tras la llegada de Feijóo?

Seguimos esperando. Es cierto que se ha dado un primer encuentro con el presidente del Gobierno, pero no ha dado respuesta a los 11 puntos planteados por Pedro Sánchez y que son prioritarios para España como la renovación del Poder Judicial, el pacto antitransfuguismo o el plan de choque contra la crisis. De momento no advertimos un cambio.

Entre los 11 puntos no está la reforma de la financiación, ¿se renuncia a ella esta legislatura?

No, en absoluto. El Gobierno y el PSOE están trabajando intensamente y no renunciamos a ello, pero somos conscientes de la situación que nos ha tocado. En cualquier caso, se puede ver el compromiso del Gobierno. El presidente Sánchez ha insistido en la cogobernanza y se han aumentado las transferencias a las autonomías. Ahora se ha planteado una estructura para el nuevo modelo que demuestra que se está trabajando. Deseamos cuanto antes contar con ese acuerdo con las autonomías.

¿Se podría tener en esta misma legislatura?

Depende mucho del avance de los trabajos y de la voluntad en el ámbito autonómico de alcanzar pactos. También está condicionado por lo que ocurre en Ucrania. Nuestro propósito es sacar todos los compromisos que tenemos y lo que hoy es prioritario para la gestión de lo público y la financiación autonómica lo es, el propósito es trabajar y tenerlo lo antes posible.

Sin embargo, no entró en la lista de 11 pactos de Estado que le trasladó Sánchez a Feijóo.

Evidentemente no todo lo que consideramos prioritario entraba. Lo que elevamos al PP son cuestiones básicas para iniciar una andadura de acuerdo en una situación excepcional. Independientemente de que en esos puntos no estén, hay muchos temas por gestionar especialmente relevantes como lo es la financiación.

Compromís ha manifestado su enfado por la falta de avances, ¿cómo están las relaciones?

Existe una buena relación con todos los grupos. Nuestra obligación es pactar y nosotros no renunciamos a la reforma de la financiación en esta legislatura, seguimos trabajando, pero somos conscientes de las dificultades que presenta su aprobación.

También hay enfado en los grupos independentistas ante las informaciones de espionaje.

Nosotros seguimos dialogando con absoluta normalidad con todos los grupos. España es un Estado social y democrático con todas las garantías y donde se actúa bajo los criterios de legalidad.

¿El espacio que encabezará Yolanda Díaz es el único socio viable en el futuro?

Somos muy respetuosos con lo que decidan otros grupos, o si hay proyectos emergentes, pero sí que trasladamos nuestro deseo de que todo aquello que represente y ayude a dar continuidad a un proyecto progresista en España, bienvenido sea. Nuestro propósito es poner freno a situaciones como la de Castilla y León con el gobierno de la extrema derecha con el PP.

Feijóo propone que gobierne la lista más votada para evitar depender de Vox.

Los primeros pasos de Feijóo como líder del PP han sido erráticos, se va a planteamientos demasiado simples como este. Habría que preguntarle si respetó el PP esa idea cuando el PSOE ganó en 2019 en Castilla y León, Madrid o Murcia. No lo hizo. Yo le planteo primero que no pacte con Vox, segundo que no se apoye en tránsfugas y tercero, que se tome la política de pactos en serio. Le invitamos a hablar en 2023 y 2024 cuando nuevamente el PSOE sea la primera fuerza en las elecciones municipales, autonómicas y generales.

¿Ve la posibilidad de llegar a pactos para evitar que Vox decida gobiernos?

En Castilla y León le ofrecimos la posibilidad de facilitar la gobernabilidad si acababa con esos pactos con Vox que tiene desde dentro y fuera porque no olvidemos que lo de Vox no es nuevo, lleva pactando con ellos en Andalucía en 2018. Si Feijóo tiene voluntad real de romper con Vox, el PSOE está dispuesto a hablar, pero de momento han demostrado su nula voluntad de alcanzar un mínimo acuerdo porque siguen en la confrontación.

¿Hay preocupación por las encuestas?

En absoluto, estamos muy centrados en la gestión en un escenario muy complejo. Hoy el PSOE y el Gobierno priorizan a la ciudadanía sobre cualquier tipo de interés partidista; seriedad frente a aquellos que están midiendo sus pasos por sacar rédito electoral.

¿Nota descontento en la calle?

Creo que el PSOE sigue siendo la principal fuerza que ve la ciudadanía para gobernar el país, pero queda casi media legislatura. La pandemia ha sido un shock para la sociedad, pero confiamos que la ciudadanía valore que la respuesta del Gobierno no tiene nada que ver a la de 2008.

Hace semanas coincidían varias manifestaciones y protestas por la situación.

El Gobierno debe multiplicarse para hacer frente a estas situaciones excepcionales y el decreto que se aprobará la semana que viene es un ejemplo de ese esfuerzo.

En su momento acusaron a la derecha de azuzar esas protestas para beneficiarse de ellas.

No tenemos duda alguna de que la extrema derecha juega a desgastar al gobierno desde la desinformación y también alimentando determinadas situaciones que se pueden intentar canalizar a través del diálogo como hizo el gobierno con varios colectivos ante la situación económica y que vienen provocadas por la guerra. Lo preocupante no es que lleven acciones para desgastar al Gobierno, su idea es que caiga España para que la levanten ellos.

¿Cuál es la imagen de Ximo Puig desde Madrid?

Veo un líder sólido que defiende con coraje, exigencia y valentía los intereses de su comunidad, pero siempre desde la lealtad. Está llevando a cabo una gestión ejemplar en la Comunitat Valenciana, le ha dado estabilidad, limpieza y transparencia y ha podido dejar atrás una etapa oscura marcada y estigmatizada por la corrupción y la mala gestión.

Compartir el artículo

stats