Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Partidos Políticos

Nueva Canarias culpa a Interior de su exclusión del Registro de Partidos Políticos

El partido asegura estar "indefenso" por no haber sido notificado | Dice que ha cumplido "todas sus obligaciones" pero admite que no ha presentado las cuentas

Carmelo Ramírez, este lunes durante la rueda de prensa de NC.

Nueva Canarias (NC) culpa al Ministerio del Interior de su exclusión del Registro de Partidos Políticos. En la organización liderada por el vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno regional, Román Rodríguez, están convencidos de que no han incurrido en ninguna irregularidad que justifique su borrado del registro, lo que significa que NC ha perdido su personalidad jurídica. Con la doble cita electoral de 2023 a la vuelta de la esquina, la fuerza política necesita recuperar su marca para, entre otras cosas, suscribir los pactos que sean pertinentes, de ahí la preocupación que mostró este lunes su secretario de Organización, Carmelo Ramírez: "Es un asunto muy grave que afecta a derechos fundamentales".

Ramírez explicó que se sienten en situación de "absoluta indefensión", ya que en ningún momento, dijo, recibieron ni notificaciones ni apercibimientos del Registro de Partidos Políticos. El representante de NC ahondó así en las explicaciones que ya dio a este diario al ser preguntado por el borrado de la fuerza política, cuya inscripción en el registro se canceló el 12 de julio de 2021 –hace algo más de un año– tras la correspondiente sentencia del Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 5. La sentencia, fechada el 8 de junio de 2021 y firme desde el 20 de julio del mismo año, había pasado hasta ahora desapercibida para NC, donde según su secretario de Organización, estaban convencidos de estar al corriente con las exigencias de la Ley Orgánica 3/2015, de 30 de marzo, de control de la actividad económico-financiera de los partidos.

Esta ley establece tres motivos, únicamente tres, por los que Interior está facultado para promover la exclusión de una organización del Registro de Partidos Políticos. La no adaptación de sus estatutos a las leyes; la no renovación de sus órganos de gobierno y de representación durante más de ocho años; y la no presentación ante el Tribunal de Cuentas (TCu) de su contabilidad anual "durante tres ejercicios consecutivos o cuatro alternos".

Nueva Canarias celebró en abril su quinto congreso cuando la Justicia ya la había ‘extinguido’

decoration

Ramírez admitió que NC no ha rendido al TCu las cuentas de los últimos cuatro ejercicios –de 2018 a 2021–, pero precisó que la razón de su borrado del Registro de Partidos Políticos se justifica por el primero de los tres posibles motivos: la no adaptación de sus estatutos a la legislación vigente. De modo que NC no ha cumplido en tiempo y forma con la presentación de sus cuentas anuales de los cuatro últimos ejercicios –lo que bastaría para que Interior promoviera su exclusión del registro–, pero el origen del caso a efectos formales es la no adaptación de sus estatutos. Es decir, el secretario de Organización reconoció que el partido está en una de esas tres situaciones que justifican la actuación del Ministerio del Interior pero no precisamente en la que dio lugar a la sentencia por la que NC lleva un año en el limbo.

Ramírez afirmó que Nueva Canarias "sí" remitió, "en tiempo y forma", la documentación que dejaba constancia de que se había procedido a adaptar los estatutos del partido a la ley orgánica de 2015. Las organizaciones políticas tenían tres años para llevar a cabo la adaptación, con la advertencia de que si no lo hacían, se les daría de baja del Registro de Partidos Políticos y, por tanto, perderían su personalidad jurídica. Pues bien, mientras que en NC aseveran que la documentación se envió a Interior en los meses de enero-febrero de 2018 –in extremis pero aún dentro del plazo establecido–, la comunicación enviada al partido por el Ministerio en agosto de 2021 dice justamente lo contrario: "Que ante la falta de adaptación de sus estatutos, con fecha de 30 de octubre de 2020 solicitó a la Abogacía del Estado la interposición de la correspondiente demanda". La demanda que da lugar a la sentencia que "declara la extinción judicial del citado partido", esto es, de NC.

El caso es tan rocambolesco que en el partido aseguran no haber tenido hasta ahora constancia de su borrado del registro pese a que, cabe insistir, la comunicación del Ministerio a NC –difundida ayer por el propio partido– se recibió o debió de recibirse en agosto del año pasado, tal como consta en la firma electrónica del escrito de Interior. Sin embargo, Ramírez puntualizó que no han tenido ese escrito hasta estos últimos días a través de la sede electrónica.

Ramírez exime de toda responsabilidad a Román Rodríguez: "Es un tema que no le corresponde"

decoration

El secretario de Organización de NC, que compareció en solitario ante los medios de comunicación, insistió así en que el partido no recibió ni un solo papel, ni administrativo ni judicial, que le permitiera defenderse. "No hemos podido personarnos porque no hemos tenido conocimiento", subrayó el veterano político, que deslizó una crítica apenas velada al supuesto proceder de Interior al detallar que es suficiente un vistazo a las escrituras de NC para ver las direcciones de todos sus dirigentes, con lo que "podían haber contactado". Es más, se da la circunstancia, hasta cierto punto paradójica, de que en abril, hace poco más de tres meses, NC celebró su quinto congreso y renovó su dirección. De modo que la cita se celebró con una NC ya despojada de personalidad jurídica. Esto no evitó que sus dirigentes enviaran al Ministerio del Interior los cambios aprobados en ese congreso, cuando NC ya llevaba meses excluida del registro. "No teníamos ni idea de la exclusión y enviamos los nuevos estatutos", explicó el secretario de Organización.

Respecto de la no rendición de las cuentas al TCu, Ramírez reconoció que, "como le pasa a muchos partidos", a veces en NC se ven en dificultades para cumplir con esta obligación. Máxime en estos últimos años, dijo, "con cinco procesos electorales" y la irrupción de la covid –"que nos ha limitado mucho la gestión"–, dos circunstancias que se unen al hecho de que se trata de un partido de pequeña dimensión, con «infraestructuras limitadas y con pocos recursos humanos, ya que no tenemos liberados y el trabajo lo hacemos los militantes".

Falta de personal, cinco elecciones, y la covid, son las causas con las que justifican su negligencia

decoration

Sea como sea, lo cierto es que no son tantos los partidos que incumplen esta obligación contable no ya un año, sino cuatro, como es el caso de NC. Según Ramírez, hoy mismo enviarán las cuentas anuales de 2018, 2019 y 2020 tras haber pedido un aplazamiento al Tribunal de Cuentas que, al parecer, les ha sido concedido. Respecto de las cuentas de 2021, que todos los partidos debieron haber presentado antes del 30 de junio –el plazo, por tanto, también ha expirado–, el representante de NC agregó que también han pedido un aplazamiento más. En principio, la presentación de las contabilidades de 2018-2020 les salvaría del tercero de los motivos que justifican la expulsión del registro oficial, pero el caso es que ya han sido expulsados.

Cuestionado por el hecho de que sea precisamente un partido liderado por el consejero de Hacienda el que lleve cuatro años sin presentar sus cuentas, Ramírez se limitó a eximir a Román Rodríguez de toda responsabilidad: "Este es un tema que no le corresponde al consejero".

Luis Campos: "Estamos un poquitito en el limbo"

El portavoz de NC, Luis Campos, explicó ayer a 7punto7 Radio que el hecho de que no se hayan recibido notificaciones puede deberse al cambio de sede del partido. Campos aseguró desconocer las razones por las que la fuerza política no ha rendido la contabilidad de los cuatro últimos ejercicios al Tribunal de Cuentas, pero lo atribuyó a ese cambio de domicilio social. En cualquier caso, la no remisión de las cuentas es una obligación que no exige notificación alguna: los partidos deben presentar antes del 30 de junio de cada año la contabilidad del ejercicio inmediatamente anterior, y el caso es que NC va a presentar estos días la de 2018. «Tenemos que solventar esta situación cuanto antes», apuntó Campos, que no dudó sobre que NC se presentará a las elecciones en 2023 pero que reconoció que «estamos un poquitito en el limbo». Pedro Justo Brito, miembro del consejo político de NC, admitió también ayer que los estatutos, la razón formal de la expulsión de NC del registro, «no se presentaron en su momento», horas después Carmelo Ramírez lo negó. |

Compartir el artículo

stats