Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tablero político

Así están las encuestas de las elecciones generales en España

Feijóo inicia el curso político con 4 puntos de ventaja sobre Sánchez tras un verano marcado por el plan de ahorro energético

encuesta

El verano le ha sentado muy bien al PP. O muy mal al Gobierno, según se mire. En los tacos de salida del curso político que marcará el comienzo de un nuevo ciclo electoral, los populares consignan la mayor ventaja demoscópica de toda la legislatura tras ampliar a cuatro puntos la distancia que le sacan al PSOE. Justo antes de las vacaciones, la mayoría absoluta del PP en Andalucía volteó de nuevo un tablero político que no ha dejado de zarandearse durante los últimos dos años. La polémica estival sobre las medidas de ahorro energético no ha acelerado el desgaste de los socialistas, pero sí ha contribuido a mantener el crecimiento sostenido del PP.

A principios de 2022, los populares partían en las encuestas con un notable colchón sobre el PSOE ante el desgaste que la gestión del Ejecutivo provocaba en los socialistas. El calcetín se dio la vuelta con la caída de Pablo Casado y el aterrizaje de Alberto Núñez Feijóo al frente del PP, una convulsa transición que insufló oxígeno a las huestes de la Moncloa. Pero el escándalo del espionaje con Pegasus dejó de nuevo en un pañuelo la disputa entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el nuevo líder de la oposición, que finalmente ha conseguido sobrepasar a su rival propulsado por la mayoría absoluta del PP en las elecciones en Andalucía.

El promedio de todas las encuestas sobre las elecciones generales publicadas en 2022 sitúa al PP en primera posición con 4 puntos de ventaja sobre el PSOE, cuando hace dos meses (antes de los comicios andaluces) eran los socialistas los que sacaban 1,5 puntos a los populares. Ahora Feijóo lograría el 29,4% de los votos, 1,5 puntos más que antes de las vacaciones, cuatro puntos más que en mayo y 6,5 puntos más que en abril, cuando llegó a la presidencia del PP. Por su parte, Sánchez obtendría el 25,4% de los sufragios, tres décimas menos que en julio, un punto menos que en mayo y algo dos puntos menos que en abril.

Convertida esa media en escaños, la ventaja a favor de los conservadores ha aumentado hasta los 26 escaños, nueve más que en julio. El PP conseguiría hoy 125 escaños y el PSOE99. En mes y medio, mientras Feijóo ha sumado 7 diputados, Sánchez ha perdido 2 y ha bajado del listón psicológico de los 100 parlamentarios. En abril, cuando el expresidente gallego asumió el liderazgo del partido, el presidente del Gobierno estaba 17 escaños por delante del PP. Desde entonces, los populares han ganado 22 diputados y el PSOE ha retrocedido 8. El cambio de tendencia en los sondeos coincidió con la mayoría absoluta del PP en Andalucía.

Los cálculos realizados por EL PERIÓDICO a partir de una fórmula empleada por Ivan Serrano, investigador del IN3 (Internet Interdisciplinary Institute) de la UOC, corresponden a la media ponderada de los principales sondeos publicados. La ponderación se realiza, como en otras fórmulas de este tipo, en función del tamaño de la muestra (cuanto más grande, mayor valor) y de la fecha del trabajo de campo (cuanto más reciente, más significativa).

La recuperación del PP desde el relevo de Casado por Feijóo sigue lacerando a su vaso comunicante, la extrema derecha de Vox, que en los últimos tres meses se ha dejado casi dos puntos y se queda en el 16,4% de los votos y 54 diputados (5 menos que en julio). El partido de Santiago Abascal seguiría siendo la tercera fuerza, pero la distancia respecto de los populares ha subido de 37 a 71 parlamentarios en poco más de tres meses.

Unidas Podemos, el otro socio del Gobierno, mantiene un desgaste más leve que el de su compañero de Gabinete, pero sostenido en el tiempo. Se queda en el 10,7% de los votos y 26 escaños, el mismo registro que en julio, dos diputados menos que en mayo y cuatro menos que en abril.

Eso significa que Feijóo podría alcanzar la Moncloa con el apoyo de Vox, pues ambas fuerzas sumarían 179 escaños, tres por encima de la mayoría absoluta, dos más que en julio y 10 más que hace tres meses. Por el contrario, la suma de los actuales socios del Gobierno (125 diputados), que se ha reducido en 2 diputados desde julio y en 10 desde mayo, se quedaría muy por debajo de los 155 escaños que cosecharon en las últimas elecciones.

El resto de fuerzas políticas se mueven, de momento, en cifras similares a las de julio. ERC, tras reanudarse la mesa de diálogo con el Gobierno central, se mantiene en los 13 escaños, mientras que Junts, en plena ebullición por las polémicas que envuelven a Laura Borràs, repite la media de 7 diputados de hace un mes. Lo mismo sucede con el PNV, con 6 escaños. En cambio, Más País, con 3, pierde un parlamentario, y Ciudadanos, que en julio todavía salvaba un diputado, ahora se quedaría fuera del Congreso.

Compartir el artículo

stats