Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Franquismo

Los Franco piden permiso para llevarse más de 500 bienes del pazo de Meirás que no reclamó el Estado

Pretender retirar obras de arte y muebles incorporados en la dictadura y bienes de la época de Pardo Bazán, como su mesa de trabajo | Sada insta al Estado a presentar ya la demanda

Biblioteca de Pardo Bazán en el pazo de Meirás. C. V.

Los nietos del dictador Francisco Franco han solicitado permiso al Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña para retirar todos aquellos bienes depositados en el pazo de Meirás que no fueron reivindicados por el Estado en su incidente. Se trata de más de quinientos elementos, incluidos los de la época de Emilia Pardo Bazán, que los Franco pretenden ahora cargar en un camión de mudanzas con destino a Madrid.

Entre estos bienes figuran piezas clave para el interpretación de este Bien de Interés Cultural en la categoría de sitio histórico, como la mesa en la que la autora de 'La Quimera' escribió alguna de sus obras más importantes, sus estanterías y las sillas tapizadas por ella y sus hijas así como el mobiliario de y obras de arte de la época de la dictadura, incluidos los retratos de Sotomayor, Bertuchi o Zuloaga.

Se trata de mobiliario, obras de arte o piezas arqueológicas que no fueron reivindicados por el Estado en su cuestión incidental, que se limitó a 132 elementos que consideraba “inseparables” de Meirás, fundamentalmente porque se trataba de elementos pétreos que no podían retirarse sin causar daños en el inmueble. De estos 132 elementos, solo 49 fueron objeto realmente de discordia con los Franco, que acaba de recurrir el auto que prohíbe la retirada de todos ellos salvo unas alfombras pasilleras. En su recurso, que avanzó La Opinión de Coruña, los hermanos Martínez Bordiú porfían en su derecho a llevarse los conjuntos escultóricos del jardín y los bienes de la capilla, incluido el sarcófago que mandó labrar Pardo Bazán.

Una demanda que no llega

El Concello de Sada ha sido la única administración en reclamar vía judicial que permaneciesen en Meirás todos los bienes, salvo aquellos que los Franco acreditasen que habían sido instalados con posterioridad a 1975, alegando que habían quedado afectos a la Jefatura del Estado o habían sido transmitidos con el pazo en 1938. . El juzgado rechazó su incidente por motivos formales pero abrió la puerta a a esgrimir todos estos argumentos en una nueva demanda en la que reivindique el mobiliario de As Torres y que le corresponde presentar al Estado (titular provisional del inmueble).

El Gobierno anunció ya hace un año que preparaba una demanda para reclamar los bienes que considera de Patrimonio Nacional. El Concello de Sada urge al Estado a presentar ya la demanda para evitar “la pérdida de la integridad patrimonial y cultural del sitio histórico”; “No se puede aplazar más, no podemos permitir más demoras que solo favorecen los intereses de la familia Franco”, advierte.

Su alcalde, Benito Portela, insta además al Gobierno a incorporar como prueba en su demanda informe pericial realizado por Manuel Pérez Lorenzo, en el que “se acredita” que son bienes afectos a la Jefatura del Estado y que ”todos gozan de la condición de dominio público y, por tanto, son propiedad del Estado”.

El tiempo apremia y la Xunta todavía no ha aprobado la ampliación del decreto BIC a los bienes, que no supone un reconocimiento de titularidad pero que sí le permite ejercer una tutela sobre los mismos.

La gestión de las visitas

El Concello de Sada ha adjudicado a Aebia Tecnología y Servicios la gestión de las visitas al pazo de Meirás durante un año, con posibilidad de tres prórrogas. Esta empresa, con sede en Madrid, fue la única que se presentó al concurso y se ha hecho con el contrato tras ofertar 17,24 euros por hora (más impuestos).

Las visitas que gestiona el Concello se limitan a los jardines y al vestíbulo de As Torres y la capilla, que solo puede contemplarse desde el exterior, dado que el convenio interadministrativo suscrito por la Administración General del Estado, la Xunta, Diputación y los concellos de Sada y A Coruña establece que los itinerarios por el interior del edificio son responsabilidad del Estado (todavía siguen sin fecha transcurrido un año y nueve meses de la entrega provisional de As Torres). Las visitas se realizarán durante los fines de semana.

Compartir el artículo

stats