2 Billetes de Tren GRATIS El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En un acto en Madrid

Feijóo dice sentirse "orgulloso" de "no rendir pleitesía a gobernantes autócratas" latinoamericanos

La presidenta madrileña eclipsa al líder de su partido y tacha al Gobierno de Sánchez de "liberticida"

Feijóo, Ayuso y Almeida cortejan al voto hispano al ritmo de 'El Tiburón' en Madrid

Feijóo, Ayuso y Almeida cortejan al voto hispano al ritmo de 'El Tiburón' en Madrid Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EP

Para ver este vídeo suscríbete a El Periódico Mediterráneo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Feijóo, Ayuso y Almeida cortejan al voto hispano al ritmo de 'El Tiburón' en Madrid Ángeles Vázquez

A falta de dos meses para el inicio de la campaña electoral, el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, ha dado este sábado su pistoletazo de salida en un acto en Madrid bajo el lema "Europa es hispana", con "nuevos madrileños" de toda Latinoamérica, pero también de Rumanía o Ucrania, que le han recibido al grito de "presidente". El líder del PP, sin embargo, no ha logrado mantener en el público esa entrega inicial, ni siquiera al asegurar que estaba "orgulloso" de estar en Madrid "y de no rendir pleitesía a aprendices de autócratas o a reales autócratas que utilizan su pueblo no para que este mejore y prospere, sino para mejorar y prosperar ellos".

Por si había alguna duda sobre a lo que se refería exactamente, pese a que el acto madrileño del PP ha coincidido con la celebración de la Cumbre Iberoamericana en la República Dominicana, Feijóo ha añadido: "No echo de menos reunirme con algunos gobernantes de la naciones hispanoamericanas". Una frase que ha provocado la reacción inmediata de Moncloa, desde donde se le ha tachado de "ignorante" y se le ha recordado que el Rey también se reunirá con todos los mandatarios del continente.

Y salvo parecer dar una clase de geografía, al citar todas las nacionalidades presentes y lamentar que la cumbre no se celebre en España -como si ignorara que nació con espíritu de celebrarse en todos los países que participan-, poco más ha sido destacable en su discurso. Quedó eclipsado por el de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, a la que jaleaban mientras tachaba al Gobierno de Pedro Sánchez de "liberticida" y criticaba tanto el acercamiento de presos de ETA al País Vasco, como el que haya españoles que no se escandalicen de ello.

Fotos con dictadores

Ya desde las presentaciones se vio a qué comunidad hispana se dirigían los oradores. Al cantante dominicano Henry Méndez, que concluyó su concierto con la canción 'El tiburón', le reemplazó en el escenario el vicesecretario de Institucional del PP, Esteban González Pons, que apuntó que la foto del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "sería con dos dictadores", mientras que la de Feijóo, Díaz-Ayuso y el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, es "con los hijos, con los herederos de la libertad" en Latinoamérica, palabras que fueron interrumpidas por gritos de "libertad, libertad".

El apoteosis llegó con la presidenta madrileña que no dudó en comparar a Sánchez con los peores dictadores o "narcodictadores", según dijo, latinoamericanos, con los que le atribuyó connivencia. Cada una de sus sentencias, en las que describía situaciones en las que la democracia terminaba comprometida y de las que culpaba al Ejecutivo, acababa con un "¿os suena?", que se coreaba con un "sí" por el público. En ese clima, con un auditorio totalmente entregado, llegó a acusar al Gobierno de coalición de defender a quienes atentan contra la vida y a tacharlo de "liberticida".

Aseguró que el Ejecutivo de Pedro Sánchez había regalado "la excarcelación a miembros de ETA con más de 300 crímenes por resolver y consiente que se les llame presos políticos" y lamentó que hubiera españoles que no se escandalicen de ello cuando es "inmoral". Para, a continuación del ya tradicional "¿os suena?", soltar que el Ejecutivo quería "multiplicar las nacionalidades sin pudor" para "comprar votos en sus países".

Añadió que "tienen mucha prisa por nacionalizar a los herederos de españoles de hace muchos años, pero no por los que ya llevan muchos años aquí", ni por homologar titulaciones, lo que fue recibido con aclamaciones y aplausos. "Sánchez no quiere a los hispanoamericanos, solo quiere sus votos", aseveró Díaz Ayuso, para añadir que "los españoles de corazón no son de ningún bando. Están con la libertad y la prosperidad y no merecen ser instrumentalizados".

Un tono distinto

La intervención de Feijóo se produjo en un tono totalmente distinto al de su antecesora, en el que se proclamó "hermano" de los latinos y recordó la emigración española vivida a mediados del siglo XX a América, al tiempo que lamentaba que los hijos y nietos de aquellos españoles estén teniendo que regresar en busca de prosperidad y libertad.

Abogó porque España sea el "puente entre el viejo, con la Unión Europea, y el nuevo continente", y aseguró que "el cambio que necesita España es abandonar las trincheras, la crispación y unirse en el camino de futuro de esta gran nación".

Compartir el artículo

stats